Un año movido para los mercados