La prórroga presupuestaria extiende la congelación salarial a los primeros meses de 2012

Desde el 30 de diciembre no habrá reposición de funcionarios

El primer Consejo de Ministro de la era Rajoy ha lanzado una pista sobre el futuro: la vicepresidenta y protavoz, Soraya Sáenz de Santamaría, ha sugerido que la prórroga presupuestaria que se aprobará la semana que viene llevará implícita idéntica prórroga en la congelación salarial de los funcionarios, al menos hasta que haya nuevas cuentas públicas.

La reunión ha estado marcada por la elección de secretarios de Estado y otros niveles de altos cargos ministeriales, aunque también se ha avanzado algún contenido de la que será primera medida económica del nuevo Gobierno.

Se hará realidad en el próximo Consejo de Ministros, del próximo viernes, cuando se aprobará un Real Decreto de medidas urgentes que incluirá la prórroga de los Presupuestos Generales del Estado de 2011 en los extremos en que no se produzca de forma automática.

Ese decreto también incluirá un acuerdo de no disponibilidad presupuestaria que supondrá un ajuste fiscal para los primeros meses del año, vigente hasta que se envíe a las Cortes el nuevo techo de gasto, así como la aununciada actualización del poder adquisitivo de las pensiones de acuerdo con la inflación.

Pero la medida más llamativa de ese decreto será la llamada tasa de reposición cero: desde que arranque el año, no se sustituirá ninguna baja dentro de la función pública, salvo las que afecten a las fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado y a "determinados servicios públicos esenciales", según ha explicado Sáenz de Santamaría.

En el turno de preguntas, la portavoz ha explicado que la prórroga presupuestaria supondrá en principio el mantenimiento de la congelación salarial de los funcionarios, al menos hasta que se elaboren las cuentas públicas de 2012. Eso sí: Sáenz de Santamaría ha aclarado que el ministro de Hacienda y Seguridad Social, Cristóbal Montoro, está analizando el estado de la caja para valorar el contenido del próximo decreto de medidas urgentes.