Cierre de la Bolsa

Huérfanos de dirección

Día de alzas en Europa, pero sin demasiadas razones para ello, aparte de un par de buenos datos macro en EE UU, como ha sido el de paro semanal y el de Confianza del Consumidor de la Universidad de Michigan.

Da la sensación de que se ha subido sobre todo por la "estacionalidad" muy positiva que suelen tener estos últimos del año, con las manos fuertes con libros cerrados, fuera de mercado, y casi todo el mundo pensando más en el descanso navideño que en otra cosa.

La principal deuda de la periferia, España e Italia, nos está dejando un poco huérfanos de dirección ya que están empeorando un poco, pero no lo suficiente como para que influyan muy negativamente en el mercado. Quizá tampoco sean un aliciente.

Por lo demás, sigue la esperanza de que lo que vimos ayer en la subasta de largo plazo del Banco Central Europeo, sirva para estabilizar los balances y dar más holgura a los bancos y que acaben pasando ese dinero a la economía real. El problema es que nadie se lo cree, porque los bancos son entidades privadas que busca su propio beneficio, otra cosa es que los estados hayan dado un papel protagonista en la economía mundial a este sector sin haber creado una estructura pública que permita canalizar mejor el dinero supranacional a la economía real. En resumidas cuentas, volvemos a tropezar con la misma piedra que al principio de la crisis, el sector financiero es el muro que no nos deja avanzar.

No volveremos a ver la verdadera cara del mercado hasta el mes de enero.

Todo el mundo sigue dando vueltas a la subasta de repo a 3 años de ayer del BCE. Como bien dice José Luis Martínez Campuzano de Citi, hay tres posibilidades:

Pero la cuestión se centra más bien en lo que harán los bancos europeas, más de 500, que ayer recibieron una lluvia de dinero desde el ECB. Tienen tres opciones:

* Ahorrar para cubrir futuros vencimientos (son tiempos duros), considerando el elevado vencimiento de papel ya en el Q1

* Comprar deuda pública y vivir del carry

* Prestarlo al sector privado, normalizando así el canal crediticio

La Asociación bancaria italiana parece tenerlo claro: ahorrarlo. Pero las posiciones son más ambiguas para el resto. Con todo, mientras lo piensan valoren también que el 28 de febrero el ECB volverá a proporcionar "toda la liquidez que sea necesaria" mediante otro repo a 3 años.

Creo que lo de ahorrar para cubrir futuros vencimientos, va a ser el destino de la mayoría del dinero. También creo que comprar pública y aprovechar el carry a pesar de lo que diga Italia, también se va a dar, y eso es bueno para todos. Las tres últimas subastas de deuda española han mandado un mensaje muy claro al respecto. Y eso puede calmar las cosas y dejar que las medidas que se están tomando hagan su trabajo.

Lo que dudo mucho que haga la banca es el punto tercero, y eso es muy preocupante. Está claro que ellos mismos tienen problemas, pero esto no puede ser, no podemos seguir otro año con el crédito cortado a las PYMES porque la banca dichosa se tiene que sanear. Miren la muy triste consecuencia de todo esto, vean esta cita de hoy de Reuters:

Griegos y españoles con poca o ninguna posibilidad de encontrar trabajo en sus países están acudiendo en masa a Alemania en busca de trabajo, según datos difundidos el jueves.

Las cifras de la oficina de estadísticas de Alemania muestran cómo se ha incrementado la inmigración como consecuencia de la crisis de la deuda de Europa, a medida que la potente y hasta ahora resistente economía de Alemania atrae a ciudadanos de países europeos afectados por la crisis.

El número de inmigrantes procedentes de Grecia se disparó un 84 por ciento en el primer semestre de 2011, mientras que los procedentes de España aumentaron un 49 por ciento.

Y estos españoles que se van, son en muchos casos universitarios muy cualificados que se han educado aquí, como recordaba la prensa de este fin de semana, a coste del estado en una buena parte...

Algo hay que hacer con el corte de crédito de la banca al sistema... aunque sea a la fuerza... o algo atrevido, pero así no se puede seguir.