Ministro de Economía y Competitividad

Luis de Guindos: el asesor convertido en ministro

Luis de Guindos, ministro de Economía y Competitividad.
Luis de Guindos, ministro de Economía y Competitividad.

"Si te dicen que el membrillo de De Guindos va a ir a Economía, no te lo creas". Así, sin pompa y con humor, echaba balones fuera el recién anunciado ministro cuando alguien le planteaba sus opciones al cargo.

Aunque aparecía en las apuestas como uno de los favoritos a ganar la cartera de Economía -por la relación de confianza que le une a Mariano Rajoy, a quien ha asesorado en ocasiones-, Luis de Guindos descartaba esta posibilidad tantas veces como era preguntado.

La última fue hace apenas unos días. De Guindos apuntaba al equipo económico del nuevo presidente del Gobierno como hontanar del que debía salir el próximo ministro. Si lo hacía para jugar al despiste y eludir la atención o, sencillamente, porque estaba convencido de no resultar elegido, es difícil saberlo. Lo único cierto es que se equivocó en su pronóstico.

Ahora, ya es oficial. æpermil;l será el encargado de orquestar la batería de medidas económicas que deben sacar a España de la peor crisis que ha vivido en décadas. La designación corona una carrera profesional repleta de hitos tanto en el sector público como en el privado. A las puertas de los 52 años -los cumplirá el 16 de enero-, este madrileño, casado y con dos hijos, acumula empaque y experiencia suficientes, además de aunar un perfil técnico con una evidente vocación política.

Es licenciado en Ciencias Económicas y Empresariales por el Colegio Universitario de Estudios Financieros (Cunef) y pertenece al Cuerpo de Técnicos Comerciales y Economistas del Estado. Ha ocupado varios puestos de responsabilidad durante los Gobiernos de José María Aznar. El más importante, el de secretario general del Ministerio de Economía, desde donde estaba encargado de coordinar la acción de las diferentes Secretarías de Estado del ramo (industria, comercio, etc.), aunque también ha pasado por Defensa de la Competencia, el Instituto de Crédito Oficial (ICO) y la Sociedad Estatal de Participaciones Industriales (SEPI).

La aportación a lo público no ha evitado que recale en el ámbito de la empresa. Lehman Brothers, entre otras. Fue el responsable del banco para España y Portugal y desde ese puesto presenció la caída del gigante estadounidense. Actualmente ejerce como director del Centro del Sector Financiero de PricewaterhouseCoopers e IE Business School y es consejero de Endesa.

Los vínculos con lo privado eran una de las principales pegas aducidas por los detractores de su candidatura, pero visto lo visto, no han sido un hándicap insuperable para alguien como De Guindos, trabajador incansable y afable en el trato, según explican los que le conocen.