Presidente del Banco Popular

Ron: crear un 'banco malo' debe servir para poner en el mercado entidades inviables

Ha reclamado a Rajoy, en la junta extraordinaria de accionistas del Popular, "medidas audaces" y que España haga sus deberes de consolidación fiscal.

Ángel Ron, presidente de Banco Popular.
Ángel Ron, presidente de Banco Popular.

El presidente del Banco Popular, Ángel Ron, ha estimado que si se opta por la creación de un 'banco malo' que aglutine los activos tóxicos del sector financiero español debe servir sólo para poner en el mercado a las entidades inviables.

"La creación de un 'banco malo' debería circunscribirse a su utilización como herramienta que facilite la puesta en el mercado de entidades no viables, de tal forma que sirva a la finalidad de ajustar el excedente de capacidad del sector", dijo.

Ron, que hizo esta afirmación en su discurso ante la junta extraordinaria de accionistas del Popular para analizar la compra del Pastor, se refería a los objetivos en materia financiera esbozados ayer por el futuro presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, en su discurso de investidura ante el Congreso de los Diputados.

A su parecer, el nuevo Gobierno de Rajoy deberá implementar "medidas audaces y reformas", y se requiere que España haga sus deberes, tanto en cuanto a la consolidación fiscal como en cuanto a acelerar la reestructuración financiera.

Sobre la afirmación de Rajoy de que es necesario impulsar la reestructuración mediante el saneamiento de balances a través de la venta de inmuebles terminados, Ron reconoció que el proceso de saneamiento acometido por la banca con provisiones por encima de 100.000 millones de euros, el 10% del PIB, "no ha sido suficiente para acelerar la salida de los inmuebles adjudicados".

Según el presidente del Banco Popular, "será necesario poner en el mercado cuanto antes todas las entidades que tengan problemas de viabilidad" debido a su incapacidad para generar beneficios de explotación suficientes o para soportar las provisiones necesarias, entre otras.

Ron enfatizó, sin embargo, que los bancos españoles no solo no han recibido ayudas públicas de capital, sino que han contribuido a soportar el coste de la reestructuración llevada a cabo hasta ahora a través del Fondo de Garantía de Depósitos (FGD), que se nutre de las aportaciones de las entidades financieras.

Dichas aportaciones al fondo único de bancos, cajas de ahorros y cooperativas "van a ser, al menos, multiplicadas por tres", según las pronósticos del presidente del Banco Popular.

Vuelta a la recesión

Sobre la evolución de la economía, Ron ha asegurado que "todavía sigue muy renqueante en sus tasas de crecimiento" y avista "altas probabilidades de que vuelva a entrar en recesión".

El presidente del Banco Popular vinculó a una mejora en los datos de crecimiento del país la reactivación de la circulación del crédito, si bien precisó que con entidades financieras más rentables, fiables y sólidas será posible que haya más actores en el mercado capaces de proveer de crédito a la economía.

"Por lo que respecta a la circulación del crédito, será necesario continuar el proceso de desapalancamiento iniciado por las entidades españolas, reduciendo sus necesidades de financiación en mercados mayoristas", puntualizó.

"Solo una mejora de los datos de crecimiento del país permitirá acelerar ese proceso por la vía de incrementar el denominador del endeudamiento, el PIB", argumentó Ángel Ron.