Contempla un compromiso de preferencia de recolocación

Un juez autoriza el ERE de los Astilleros de Sevilla con 60 días por año trabajado

El titular del Juzgado de lo Mercantil 2 de Sevilla ha aprobado y autorizado el expediente de regulación de empleo, de carácter extintivo, que afectará a los trabajadores que quedaban en los astilleros de Sevilla, de forma que éstos verán extinguidos sus contratos el 31 de diciembre de 2011 y recibirán indemnizaciones similares a las de otros ERE, con 60 días por año trabajado para estos empleados.

Fuentes sindicales han indicado a Europa Press que en su auto, el juez, necesario al estar la factoría en concurso de acreedores, aprueba el ERE extintivo "en los términos contemplados en el acuerdo suscrito entre administradores concursales y trabajadores el pasado 24 de noviembre".

Dicho auto va acompañado de informes previos de la Inspección de Trabajo y de la Delegación de Empleo que también dan su opinión favorable a dicho ERE acordado.

Este ERE afectará a unos 58 trabajadores y contempla un compromiso de preferencia de recolocación en el caso de que llegue un nuevo empresario que se haga con la totalidad de los activos, contempla indemnizaciones similares a las de otros ERE, con 60 días por año trabajado para estos trabajadores, que verán extinguidos sus contratos el 31 de diciembre de 2011.

Dicho acuerdo contempla que a los 26 trabajadores procedentes de la antigua Izar, cuyos contratos ya se extinguieron, se les aplica las garantías SEPI y se les recoloca en Navantia Bahia de Cádiz, mientras que para los 23 trabajadores de la industria auxiliar interna, que también tienen los contratos extinguidos, se ha acordado una salida "en los términos en los que se ha acogido tradicionalmente la industria auxiliar de astilleros, aplicándose unas garantías similares a las de la plantilla".

En cuanto a los 59 trabajadores de la plantilla que seguían trabajando en la factoría, se les aplicará un ERE que contempla una indemnización de 60 días por año trabajado, en línea con sus reivindicaciones, así como un compromiso de prioridad en la contratación ante el mantenimiento de la perspectiva de la reactivación de la factoría, de forma que "si viene algún empresario y si se reactiva la empresa, estos trabajadores tendrán prioridad de contratación, siempre con la formación adecuada para el perfil que requiera el nuevo empresario", por lo que se les ofrecerían cursos de formación.

Las fuentes han indicado que este acuerdo entre trabajadores, sindicatos y administración concursal permite cerrar con acuerdo el procedimiento para aplicar el ERE extintivo, de forma que el acuerdo establece la fecha de extinción de los contratos para el 31 de diciembre de 2011, en el caso de unos 54 trabajadores, mientras que otros cuatro trabajadores se encargarán de efectuar tareas de mantenimiento un año más, por lo que su contrato acabarán el 31 de diciembre de 2012, hasta culminar la liquidación de los astilleros.

En ese sentido, fuentes sindicales han apuntado que estiman que pueda salir a subasta "dentro de un año", y han apuntado que "cuando se culmine la liquidación y salga a subasta, habrá preferencia de contratación para los actuales trabajadores y se les dará la formación adecuada".