Según un informe de las Cámaras de Comercio

Los empresarios prevén seguir recortando plantilla en 2012

Los empresarios españoles prevén seguir recortando sus plantillas y disminuyendo la inversión durante el próximo año como consecuencia del esperado estancamiento de su cifra de negocio, según el informe de perspectivas para 2012 publicado hoy por las Cámaras de Comercio.

Las perspectivas de los empresarios apuntan a un moderado crecimiento de la industria, un estancamiento de los servicios y el mantenimiento de la contracción en el sector de la construcción.

Las expectativas de negocio son sólo favorables para las exportaciones, ya que las ventas domésticas siguen siendo negativas.

Según el documento, en términos generales, las empresas españolas son algo más optimistas que hace un año, aunque sus expectativas se sitúan por debajo de la media de los países de la Unión Europea.

En todas las comunidades autónomas las perspectivas son peores a la media europea para todas las variables -ventas domésticas, inversión y empleo-, salvo para las exportaciones.

Extremadura, Comunidad Valenciana y Asturias son las más optimistas al respecto, mientras que Cantabria, Baleares y Castilla-La Mancha presentan los peores resultados.

En lo que se refiere a las ventas domésticas, sólo cinco vaticinan resultados positivos (Canarias, Murcia, Comunidad Valenciana, Castilla y León, y Cataluña), mientras que el resto espera que sigan cayendo.

En cuanto al empleo, en todas las comunidades los empresarios prevén seguir realizando ajustes en sus plantillas durante 2012, aunque las perspectivas más negativas se registran en Castilla-La Mancha, La Rioja, Aragón y Andalucía.

Por su parte, las empresas europeas pronostican un entorno económico parecido al de 2011, en el que las exportaciones vuelven a liderar el crecimiento y el incremento de la inversión y el empleo se mantienen en niveles similares a los de este año.

Grecia es el país que presenta las peores expectativas, menos en el caso de las exportaciones, ya que es uno de los tres países europeos (junto con Portugal y Bulgaria) que espera un mejor comportamiento de sus ventas en el exterior.

El informe de las Cámaras de Comercio se elabora a partir de una encuesta que recoge la opinión de 68.916 empresas europeas, de las cuales 6.436 son españolas.