Santander apuesta por aplicar el modelo de adjudicación de CAM

Botín se opone a crear un 'banco malo' porque "no reactivará el crédito"

El presidente de Banco Santander se mostró ayer contrario a la creación de un banco malo, opción alentada por el Banco de España y algunos sectores del PP, argumentando que costaría dinero al contribuyente y no reactivaría el crédito. En línea con la patronal de banca, Botín dijo que hay que culminar la reestructuración con el modelo usado con la CAM.

Botín se opone a crear un 'banco malo' porque "no reactivará el crédito"
Botín se opone a crear un 'banco malo' porque "no reactivará el crédito"

A escasos días de que Mariano Rajoy tome posesión como presidente del Gobierno y comience a revelar cuáles serán las líneas maestras de su política económica, el sector financiero, uno de los más afectados por la crisis y de los que más pendiente está de las primeras medidas de Rajoy, ha decidido hacer públicas sus preferencias. En la misma línea que lo hiciera el jueves la patronal de los bancos españoles (AEB), el presidente de Banco Santander mostró el viernes su completa oposición a la creación de un banco malo. "No me gusta. No es la solución, es una cosa que le va a costar dinero al contribuyente y que no va a hacer que se den los créditos", argumentó, indicando que el camino es "terminar la reestructuración del sistema financiero".

El discurso de Emilio Botín, durante la inauguración de un nuevo centro tecnológico del banco en Cantabria, choca frontalmente con las palabras del gobernador del Banco de España, Miguel Ángel Fernández Ordóñez, que avalaba a comienzos de mes la adopción de un banco malo. Una fórmula que parece gozar de cierta aceptación en el seno del nuevo Ejecutivo, donde se cree que la creación de un organismo que aglutine todos los activos tóxicos, fundamentalmente suelo, que arrastran las entidades financieras hará que, liberadas de esta carga, vuelvan a poner el crédito en circulación.

Un axioma que pone en duda Botín, quien se mostró partidario de generalizar el modelo utilizado para adjudicar Caja Mediterráneo (CAM). Una suerte de esquema de protección que incentiva que las entidades con problemas -CAM era "lo peor de lo peor", en palabras de Ordóñez- sean absorbidas por firmas fuertes -en este caso Banco Sabadell- a las que se les garantiza una importante cobertura sobre los riesgos que asumen. En el ejemplo citado, el Fondo de Garantía de Depósitos -que alimentan bancos y cajas- correrá con el 80% de las pérdidas que le suponga a la entidad catalana los activos tóxicos de la caja alicantina durante 10 años.

SANTANDER 3,51 -3,09%

Un marco que la banca española confía en que se utilice en el resto de casos de entidades con problemas. El problema de fondo es que, aunque se haya elevado la aportación de la banca al FGD, este no cuenta con suficiente dinero como para sufragar muchas más operaciones. La entrada de capital público equivaldría a crear bancos malos selectivos, que limpiarían solo las entidades que vayan a ser vendidas, como sugirió la AEB. Contando con que no surjan más firmas con problemas, hoy día el Estado controla Catalunya Caixa, Novagalicia y Unnim, a las que se suma el intervenido Banco de Valencia. Casos que "Santander estudiará", adelantó Botín, "como hace con todo".

9% de ratio de capital en diciembre

Aunque no quiso adelantar nuevas operaciones ni descartarlas, Botín reconoció que Banco Santander ha pasado por unas semanas de gran actividad, en las que ha vendido, por ejemplo, sus filiales en Colombia y Chile. Transacciones, adelantó Botín, que permitirán a la entidad alcanzar un 9% de core Tier 1 a finales de diciembre, adelantándose seis meses a las exigencias de Bruselas.

"Llegaremos al objetivo de déficit, pero será duro"

"Reducir el déficit es el tema más importante que tenemos en este momento. Estoy convencido de que el nuevo Gobierno va a atacar a fondo y de que alcanzaremos el objetivo" del 4,4% para finales de 2012, aunque "será muy duro", advirtió el viernes el presidente de Banco Santander, Emilio Botín. El nuevo Ejecutivo, avisó, sin embargo, deberá equilibrar los recortes con la recuperación de la confianza y el crecimiento para que 2013 sea un buen año, ya que se teme que 2012 sea "al menos tan malo" como 2011. "Estoy convencido de que el Gobierno del señor Rajoy lo hará muy bien", avanzó, recordando que una de sus tareas será "aprobar una reforma laboral muy exigente". No detalló, no obstante, en qué debería consistir dicha normativa, ni entró a valorar los minicontratos para jóvenes -con menos de 400 euros de salario mensual- que propone la CEOE.

Botín hizo estas declaraciones en la inauguración del nuevo Centro de Procesamiento de Datos (CPD) de su banco en Santander. El búnker, como se le conoce cariñosamente en Cantabria, es una fortaleza física y digital que preserva los datos de las operaciones del grupo. Dos edificios gemelos, una inversión de 240 millones de euros, que complementan a los centros ya existentes en España (Madrid), México, Brasil e Inglaterra. Una tecnología, explican desde el grupo, que permitió, por ejemplo, que Banco Santander fuera la primera entidad en volver a operar tras el gran terremoto de Chile, pues la conexión entre dichas centrales permite salvaguardar -y continuar- todas las operaciones que se realizan desde otro punto del globo. Santander, recuerda el grupo, fue la empresa española y el banco europeo, que más invirtió en I+D en 2010.