La city

El INE se adapta al gasto familiar

Una de las últimas tareas que ha dejado resuelta la ministra de Economía, Elena Salgado, ha sido la de modificar la base para el cálculo del IPC, de modo que este refleje de manera más fidedigna los cambios en los hábitos de consumo de la sociedad española.

Así queda reflejado en una orden publicada el viernes en el Boletín Oficial del Estado (BOE), en la que se establece que desde el 1 de enero de 2012 se utilizará la nueva base de 2011, en la que se tomará como principal referencia la encuesta anual de presupuestos familiares. En esta destaca el fuerte aumento de los gastos ligados a vivienda, agua, electricidad y carburantes, que suponen el 30% del total. Los cambios implicarán nuevas ponderaciones y nuevos productos en el IPC.