Evolución de los mercados

Goñi cifra en 10.000 millones de euros al mes la venta de acciones y bonos españoles

La desconfianza de los inversores hacia los activos españoles, ya sean de renta fija o renta variable, se hace evidente a la vista de la evolución de los mercados y, según apuntó ayer el copresidente de Banca Cívica, Enrique Goñi, esa salida de dinero se traduce en una reducción de posiciones a un ritmo de 10.000 millones de euros cada mes. Esta huida se produce desde el pasado mes de abril y da la medida de la "grave crisis de deuda" en la que está inmersa la economía española. En lo que va de año, el Ibex 35 ha sufrido una pérdida del 15,5%, mientras que la prima de riesgo española se ha disparado desde los 250 puntos básicos de enero hasta los 368 puntos de la sesión de ayer, un alza vertiginosa que ha endurecido las condiciones de financiación no solo del Estado sino de empresas y particulares.

En su intervención en el VII Encuentro del Sector Bancario organizado por el IESE, Goñi apuntó que España afronta vencimientos de deuda por valor de 280.000 millones de euros en el ejercicio 2012.

De este importe global de vencimientos en el próximo año, 130.000 millones corresponden a deuda del Estado, 120.000 millones a deuda bancaria y 30.000 millones a deuda de las comunidades autónomas y agencias locales y regionales. El copresidente de Banca Cívica, Enrique Goñi, alertó además que el mercado interbancario, del que las entidades obtienen financiación, está "prácticamente seco", lo que convierte al Banco Central Europeo en el único prestamista. En este escenario, Goñi aprovechó para resaltar "el claro potencial y recorrido" de Banca Cívica, que empezó a cotizar el pasado mes de julio, una operación con la que la entidad se ajustó a las exigencias de capital requeridas por el Banco de España.

Desde su debut, la cotización de Banca Cívica ha registrado un descenso del 16,3%, en línea con el castigo que acusa el conjunto del sector financiero, principal foco de la desconfianza de los inversores.