El fondo de rescate europeo coloca deuda a un tipo similar a Alemania

La demanda de particulares alivia la presión del Tesoro para emitir letras

La fuerte demanda de particulares en la subasta de letras del Tesoro ayer fue determinante a la hora de relajar el coste de financiación del Estado. El Banco de España canalizó más de 8.000 peticiones de inversores minoristas, más del triple que en la subasta del año pasado al mismo plazo, y fuentes del mercado estiman que a este grupo se le adjudicaron cerca de 800 de los 4.941 millones que colocó el Tesoro en letras a 12 y 18 meses.

Las elevadas rentabilidades que ofrece la deuda soberana han tenido un efecto llamada entre los particulares. Las lagunas del plan de salvamento del euro o las amenazas de las agencias de rating no asustan a este colectivo, que ayer ayudó al Tesoro colocar 4.941 millones en letras a 12 y 18 meses a tipos inferiores al 5%.

La elevada demanda que recibió el Estado -un total de peticiones por 18.277 millones de euros- permitió relajar los costes de emisión de manera sustancial respecto a las subastas de noviembre al mismo plazo, al tiempo que facilitó al Tesoro emitir más del objetivo máximo previsto, de 4.250 millones.

Un éxito que se achaca al interés de la banca pero también a la elevada demanda de los particulares, grupo que realizó más de 8.000 solicitudes al Banco de España y que se estima estuvo detrás de la mayoría de los 800 millones en peticiones no competitivas -aquellas accesibles al particular en las que se realiza una petición de compra al precio que salga- que recibió el Tesoro, según fuentes del mercado. (Los particulares pueden adquirir deuda del Estado en el Banco de España, a través de la web del Tesoro, por teléfono o en sucursales bancarias pagando comisiones).

España coloca deuda lejos del 5% de noviembre y del 0% que paga EE UU

El Estado español emitió así 3.443,05 millones a 12 meses a un marginal del 4,088%, muy inferior al 5,2% de la subasta anterior. En el plazo a 18 meses colocó 1.498,10 millones al 4,25%, lo que supuso una rebaja de más de un punto porcentual respecto al 5,32% que pagó en noviembre por una emisión similar. Un resultado muy diferente al primer examen a Italia el lunes tras la cumbre. El país transalpino emitió 7.000 millones a 12 meses al 5,952% frente al 6,087% de la anterior subasta.

"La subasta demuestra más confianza en España", explican en una entidad extranjero. "Ha sido muy buena. Las rentabilidades han sido bajas en relación al secundario con unos ratios de cobertura elevados. Da la sensación de que las acciones del BCE pueden dar cierto soporte al mercado", explica Borja Gómez, de Inverseguros.

La semana pasada el BCE anunció una batería de medidas extraordinarias para garantizar la liquidez de la banca que en ojos de muchos expertos pueden servir para estabilizar el mercado de deuda. De hecho, ayer se rumoreaba en el mercado que muchos bancos que antes acudían a las subastas y vendían con rapidez se quedaron con el papel.

Una decisión que se puede achacar a varios motivos. Por un lado la expectativa de compras futuras del BCE y por otro la mayor seguridad que ofrece la deuda soberana después de que el acuerdo de la cumbre europea eliminara la participación del sector privado en futuras reestructuraciones. Al mismo tiempo, la decisión del BCE de introducir subastas ilimitadas a 3 años y de ampliar los colaterales facilita las compras. Eso sin mencionar el negocio que supone pedir prestado al BCE al 1% para invertir en letras a más del 4%.

Las subastas ayer no se dieron solo en España. El fondo de rescate (EFSF) colocó 1.970 millones a tres meses al 0,22%, el máximo previsto, con un ratio de cobertura de 3,2 veces y un interés en línea con la deuda alemana, según los títulos genéricas de Bloomberg (algunas emisiones cotizan en negativo). Bélgica, por su parte, emitió 300 millones a tres meses al 0,78%, lo que supuso una rebaja de 140 puntos básicos respecto a la emisión de hace un mes, y colocó otros 801 millones a 12 meses al 2,167%. Grecia colocó 1.625 millones a seis meses al 4,95%, mientras que EE UU captó 35.000 millones de dólares a 4 semanas al 0%, otros 25.000 a 52 semanas al 0,11% y 21.000 millones más a 10 años al 2,045%.

Advertencias

Riesgos en Alemania

Comprar protección. Royal Bank of Scotland, en un informe publicado esta semana, advierte que Alemania es el único país que mantiene su deuda como un activo de alta calidad dentro de la zona euro, pero añade que previsiblemente esta situación acabará más pronto que tarde. En el caso extremo de que la zona euro saltara en pedazos, sería una de las más afectadas, y también si se toma una decisión para ampliar la solidaridad de la deuda europea. RBS considera, por tanto, que comprar protección contra la deuda alemana a través de CDS (credit default swaps) tiene sentido en casi cualquier escenario, informa P. M. Simón.