Su objetivo es potenciar la banda ancha móvil

Movistar lanza una tableta 'low cost' para mover el mercado en Latinoamérica

Las operadoras saben que buena parte de sus ingresos futuros dependen de la banda ancha móvil, pero para ello los usuarios deben tener terminales que lo permitan y a coste asequible.

Movistar quiere que los Reyes Magos de Oriente lleguen cargados de tabletas en Latinoamérica, y les va a dar una pequeña ayuda para conseguir este objetivo. Su meta es potenciar la banda ancha móvil, pero es consciente de que para ello se necesitan terminales que permitan este acceso. En materia de móviles ya se ha avanzado mucho, pero las tabletas, que hacen furor en Europa, tienen una penetración todavía baja al otro lado del Atlántico.

Movistar va a colaborar para cambiar esta situación. La operadora lanzará de forma inmediata en siete países de Latinoamérica una tableta de bajo coste en colaboración con ZTE. Su precio será inferior a 300 dólares (unos 230 euros), la mitad de lo que costaría un terminal de marca, aunque la tarifa final variará dependiendo de los países en función de que se asocie o no a una tarifa de datos.

El primer país en tener la tableta será México, pero la idea es que Colombia, Ecuador, Guatemala, Nicaragua, Panamá y Perú dispongan de ella para la campaña de Navidad. A partir de ahí se irá extendiendo al resto de los mercados donde Movistar tiene presencia.

Este lanzamiento no es un hecho aislado. La idea de Telefónica es ir extendiendo el catálogo de tabletas con nuevos modelos en colaboración con otros fabricantes. La estrategia es distinta a la que tiene en teléfonos móviles, donde dispone de un acuerdo global con ZTE para terminales de marca blanca. En el caso de las tabletas, podrá colaborar con el fabricante que quiera.

Con esta iniciativa, Movistar quiere ayudar a que las previsiones para el mercado de tabletas se hagan realidad e, incluso, se superen. Según los datos de la consultora Strategy Analytics, las ventas mundiales pasarán de 18,6 millones de unidades vendidas en 2010 a 66,5 millones en 2011 y 187 millones a finales de 2015. En ese momento, se espera que Latinoamérica represente el 5% de las ventas de tabletas en todo el mundo.

Pero Movistar no lo hace de una forma desinteresada ni porque tenga particular interés en entrar en el negocio de la venta de tabletas. Lo que le importa a la compañía es lo que se hace con ellas, navegar por internet, con el objetivo de potenciar el uso de banda ancha móvil en toda la región y mejorar así sus ingresos.