A fondo

HP juega a ser Google y no Apple

Al final, ni venta ni spin-off. HP ha tomado la decisión de mantener con vida su sistema operativo móvil WebOS, adquirido con la compra de Palm, por la que pagó 900 millones de euros en 2010. Pero lo ha hecho poniendo el código fuente de la plataforma en manos de los desarrolladores. Es decir, ha decidido que WebOS -rival del Android de Google, del iOS de Apple y de Windows Phone de Microsoft- sea software libre, y abrir su desarrollo a terceros fabricantes y a la comunidad. ¿Decisión acertada?

Sí, si se mira desde la óptica del consumidor y de los propios fabricantes de smartphones, porque otra plataforma móvil en el mercado les dará siempre más libertad de elección. Pero ello no quita para que surjan dudas sobre la viabilidad del proyecto. Y ello pese a que HP aseguró este lunes que convertir WebOS en un proyecto de código abierto (como Android) "es la mejor manera de asegurar que los beneficios del sistema operativo son accesibles para el mayor ecosistema posible". Además, HP se ha comprometido a "acelerar el desarrollo abierto de la plataforma como participante activo e inversor en el proyecto".

Con todo, quedan muchas preguntas en el aire. ¿Por qué no ha vendido HP su sistema operativo a alguna empresa interesada? La compañía, capitaneada por Meg Whitman, ha señalado que las ofertas que han recibido no eran muy atractivas, pero en la industria se asegura que los candidatos que sonaban para quedarse con WebOS, entre ellos Amazon, Samsung y HTC (casi todos ellos tratando de evitar su dependencia del Android de Google), no han querido arriesgar. Más que nada, porque no hay analista que cuestione que el futuro pasa por el triunfo incontestable de tres plataformas móviles: la de Google, la de Apple y la de Microsoft. Y adquirir un sistema operativo podría suponer hacer una inversión no muy rentable. Algo curioso, si se tiene en cuenta que los expertos siempre han calificado a WebOS como un magnífico sistema operativo.

Su estrategia móvil mantiene incógnitas, pese a anunciar que libera WebOS

HEWLETT-PACKARD 22,24 -0,58%

Tampoco queda muy clara cuál va a ser a partir de ahora la estrategia de HP, que, según algunos medios, está liquidando el inventario de sus productos WebOS, básicamente su tableta Touchpad y sus smartphones. ¿Continuará HP en estos mercados con grandes crecimientos futuros sobre el papel? Su apuesta por la telefonía parece descartada, o al menos Whitman no ha dicho nada al respecto. Sí ha asegurado que HP lanzará una nueva tableta al mercado para 2013, que estará gobernada por el software heredado de Palm, aunque se sospecha que en 2012 lanzarán una con Windows 8.

También el blog tecnológico AllThingsD, de The Wall Street Journal, ha destapado otra incógnita en torno al anuncio de HP: ¿qué pasará con el equipo humano dedicado hasta ahora al desarrollo del sistema operativo? Aunque la compañía no ha dicho nada al respecto, la citada web asegura que la decisión adoptada por la compañía conllevará irremisiblemente una reducción de plantilla.

Y no acaban ahí las dudas. Es más, hay dos preguntas clave. Una, ¿qué modelo de comunidad quiere HP para WebOS, porque no todos los sistemas llamados "abiertos" lo son en igual medida? Según fuentes de Mashable, HP querría un modelo similar al de Fedora/RedHat, es decir, HP se reservaría el derecho de decidir los desarrollos que sí formarían parte de las actualizaciones del sistema operativo. Y, otra: ¿habrá fabricantes de móviles y tabletas, más allá de HP, dispuestos a usar WebOS? Porque de ello dependerá que muchos desarrolladores se impliquen en el proyecto y este suponga realmente el verdadero renacimiento de WebOS, en el que se calcula que HP lleva invertidos cerca de 3.000 millones de dólares.

Lo cierto es que HP ha jugado primero a ser Apple en el mundo móvil -con un hardware y un software propio- y, ahora, parece querer jugar más a ser Google, con un sistema abierto a la comunidad. ¿Le dará más éxitos esta fórmula?