Ante la cercanía de una reforma laboral

Rosell pide que se pueda despedir en el sector público como en la empresa privada

El presidente de la CEOE, Juan Rosell, ha asegurado que el sector público está sobredimensionado y necesita equipararse en la medida de lo posible al privado, empezando por que se pueda despedir a funcionarios y empleados públicos.

Así lo ha indicado durante la presentación de los informes 'Debate de la eficiencia del sector público: una contribución en el ámbito del número y coste del personal' y 'El traspaso de competencias en el sector público', que trasladó a los partidos políticos antes de la elecciones del 20N. Lo ha acompañado en el acto, el vicesecretario general de Asuntos Económicos, Laborales e Internacionales de la CEOE, Alberto Nadal.

Aunque Juan Rosell no ha querido precisar cuántos empleados "sobran" en el sector público, ha aportado unas cifras aproximativas. En este sentido, ha explicado que en los últimos 33 años, desde 1978, se han transferido 821.000 empleados desde el Estado a las comunidades autónomas, que actualmente cuentan con 1.744.000 trabajadores.

Así, pues, habría unos 900.000 empleados creados directamente en las administraciones autonómicas, de los que una parte -que tampoco concretó- se justificaría por el aumento de la población que atender en los territorios. En cualquier caso, la criba no debería pasar en las comunidades autónomas de las 900.000 personas.

Por otro lado, el presidente de la CEOE ha señalado que la "consolidación fiscal es clave e imprescindible" para España, y, por ello, planteó incluso que se puedan exigir "responsabilidades personales" para los administradores públicos, además de ver cómo se puede gestionar mejor el "grandísimo gasto" existente en sanidad, educación y servicios sociales.