Declaraciones del presidente

BBK prevé una nueva vuelta de tuerca en las fusiones de las cajas

El presidente del grupo vasco BBK, Mario Fernández, ha vaticinado que "probablemente" habrá una vuelta de tuerca en el proceso de reordenación o fusión de las cajas de ahorro y ha reclamado que se haga con criterios económicos y financieros y "no simplemente por motivos políticos".

En su opinión, la experiencia ha demostrado que las fusiones "hechas exclusivamente por razones políticas han fracasado" y, de hecho, actualmente el FROB (fondo de reestructuración bancaria) es el accionista mayoritario de las cajas intervenidas, como el caso de la CAM valenciana, ha argumentado.

Ha defendido que si hay que hacer algo en cuanto a la reestructuración de las cajas "se haga teniendo en cuanta datos económicos y financieros y no simplemente por motivos políticos".

El presidente de la BBK hizo estas declaraciones a los periodistas, antes de pronunciar una conferencia en el Foro Joly, y, con motivo de su desplazamiento a Sevilla, aprovechó para realizar una "visita institucional" al presidente de la Junta de Andalucía, José Antonio Griñán.

Ha explicado que el encuentro ha tenido exclusivamente carácter institucional y han hablado de la situación económica general del país.

Asimismo, ha destacado que el grupo BBK está "muy orgulloso" de haberse quedado con la caja cordobesa Cajasur hace un año tras ser intervenida por el Banco de España.

Preguntado sobre las últimas decisiones de dos agencias de calificación sobre los riesgos de poner en revisión negativa a catorce entidades financieras españolas y de recortar la nota de la deuda subordinada, entre ellas la BBK, su presidente ha declarado: "La imagen que tienen de España no se corresponde con la realidad económica de un país serio y que tiene algunos de los bancos mas importantes del mundo".

El hecho de que países como Egipto o Namibia se pueden endeudar a un precio más bajo que España hace pensar "que no se utilizan criterios técnicos para hacer la valoración" porque España es un "país serio y con una economía potente, con un grave problema de paro, pero la comparación con otro país intervenido es ridícula".

El presidente de la BBK ha augurado que Mariano Rajoy recibirá una "herencia bastante complicada" cuando asuma la presidencia del Gobierno y, por ello, es "imprescindible restaurar la credibilidad que España merece por su economía", y ha pronosticado que esperan "tiempos de dureza y de decisiones complicadas".