Semana clave para la marca

Saab recibe el primer pago de la china Youngman

El inversor chino, que ya estuvo interesado en la compra de Saab, ha inyectado en la compañía cinco millones de euros para cubrir los pagos más urgentes, y mañana aportará otros 20 según medios locales.

En medio de las noticias que apuntan al fin próximo de la marca sueca, la china Youngman, uno de los inversores interesados en la compra de Saab, ha realizado el primer pago de unos cinco millones de dólares para cubrir los pagos de impuestos más inmediatos. El diario económico sueco Dagens Industri afirma que Youngman inyectará otros 20 millones de euros mañana mismo para pagar los sueldos atrasados y otros diez más antes de que acabe el año.

Hay que recordar que General Motors, que aún mantiene acciones privilegiadas en Saab, ha vetado la venta de la marca a inversores chinos ante el temor de que afecte a su negocio en el mercado asiático. Además, GM continúa proporcionando tecnología a los vehículos de Saab, por lo que el gigante estadounidense tampoco ve con buenos ojos que esa tecnología quede ante los ojos de los fabricantes chinos, en plena expansión y que se presentan como una competencia importante en el medio plazo.

Esto se conoce en una semana en la que el juzgado encargado de la suspensión de pagos de la marca debe decidir sobre su futuro, con dos opciones: dar garantías a los acreedores y asegurar la supervivencia de la marca de cara al futuro, o dar por cerrado el proceso y liquidar la compañía. El administrador concursal pidió al juez hace unos días el fin de la reorganización voluntaria, lo que sería el principio de su fin.

Ayer, la CNMV holandesa suspendía la cotización de Swedish Automobile, antigua Spyker y matriz de Saab. En el momento de la suspensión, los títulos de la compañía se situaban en 0,21 euros cada uno.