Encuentro con la prensa en Downing Street

Reino Unido quiere trabajar de manera "constructiva" con la UE

El Reino Unido quiere colaborar "de manera constructiva" con el resto de países de la Unión Europea a pesar de su rechazo al nuevo Tratado europeo, señaló hoy un portavoz de la residencia oficial del primer ministro.

En un encuentro con la prensa en Downing Street, un portavoz intentó calmar el malestar de los liberaldemócratas, socios con los conservadores en la coalición de Gobierno, por la decisión del primer ministro británico, David Cameron, de no aceptar el acuerdo europeo negociado el viernes en Bruselas.

El Reino Unido fue el único de los 27 países de la UE que se negó a apoyar un pacto fiscal para superar la crisis de la deuda en la eurozona debido a que no se aceptaron las salvaguardas que pedía para la City o centro financiero de Londres. Con excepción del Reino Unido, los demás 26 Estados de la UE optaron por un acuerdo intergubernamental.

El portavoz oficial británico insistió hoy en que el Reino Unido seguirá defendiendo las salvaguardas para la industria financiera. Además, señaló que el Reino Unido quiere implicarse con el resto de los países europeos en las esperadas conversaciones sobre si las instituciones de la UE -como la Comisión Europea o el Tribunal Europeo de Justicia- pueden ser utilizadas para respaldar el acuerdo gubernamental alcanzado por los 26.

"Hay claramente una discusión sobre el uso de las instituciones", puntualizó la fuente, al resaltar que aún no está claro si los 26 pueden recurrir a unas instituciones creadas para apoyar a todos los Estados miembros y no a un grupo dentro de un bloque. "En lo que debemos ser claros es que nada perjudique la integridad del mercado único", añadió el portavoz.

"Vamos a participar en estos asuntos de manera constructiva, como lo hacemos en todas las conversaciones europeas, pero también vamos a proteger nuestros intereses nacionales. Si hay conversaciones sobre el uso de las instituciones, entonces es algo que nos interesa porque las instituciones son establecidas por tratados de la UE. Están allí para hacer cumplir esos tratados", resaltó.

Ante la polémica surgida por la posición británica, el ministro de Empresas, Vince Cable, considerado un "peso pesado" del Partido Liberal Demócrata, se vio obligado hoy a negar que vaya a dimitir. Preguntado por la cadena Sky News si pensaba dimitir, el ministro dijo: "No, yo sigo haciendo mi trabajo como siempre".

Cameron comparece hoy a las 15.30 GMT ante el Parlamento para explicar su decisión de rechazar el nuevo Tratado europeo. El viceprimer ministro británico y líder liberaldemócrata, Nick Clegg, se distanció el fin de semana de Cameron y admitió su decepción por el resultado de la cumbre, puesto que considera que contribuirá al aislamiento del Reino Unido en la UE.