Clegg no acude al Parlamento británico

Cameron afirma que es vital para Reino Unido seguir siendo un miembro de la UE

El primer ministro británico, David Cameron, ha asegurado ante el Parlamento británico que fue a Bruselas "de buena fe" en busca de un acuerdo con el resto de los países de la UE, pero insistió en que el futuro tratado europeo no protege "los intereses nacionales" del Reino Unido.

El primer ministro británico David Cameron
El primer ministro británico David Cameron

El primer ministro británico David Cameron ha acudido a la Cámara de los Comunes para defender la posición que adoptó el viernes pasado en la cumbre europea en Bruselas. Para Cameron el veto "no fue algo sencillo pero era lo correcto".

El primer ministro británico ha declarado que fue a Bruselas con la intención de alcanzar un acuerdo y que las peticiones que presentó fueron "modestas, razonables y relevantes". Cameron ha afirmado que es vital para los intereses de Londres seguir siendo un miembro de la Unión Europea a pesar del rechazo al tratado del viernes. "Reino Unido sigue siendo un miembro de la UE y las decisiones de la pasada semana no han cambiado nada". En su discurso Cameron ha señalado que se puede ser un miembro importante de la UE y estar al margen de algunos acuerdos.

En el Parlamento británico el líder de los laboristas, Ed Miliband, ha criticado el papel adoptado por Cameron y ha asegurado que "nadie se imaginaba el desastre diplomático de que 26 avanzaran y solo uno se quedara atrás" y ha cuestionado la ausencia del número dos de Cameron, Nick Clegg, quien este domingo criticó la postura adoptada por el primer ministro británico y aseguró que Reino Unido podría quedar aislado tras esta decisión. Clegg no está presente en la Cámara de los Comunes, según la BBC ha optado por ausentarse para no ser causa de "distracción".

Miliband ha afirmado que la postura de Cameron es "mala para los negocios y mala para el país". Una postura que han adoptado otros políticos laboristas que han afirmado que fuera del país el veto se ha entendido como una "catástrofe diplomática".

El líder laborista ha realizado fuertes críticas a la postura del ejecutivo británico y ha añadido que "vamos a lamentar el día en el que el primer ministro británico nos dejó solos, sin aliados, sin influencia. Es malo para nuestros negocios, malo para el empleo y malo para Reino Unido".

La banca inglesa afirma que es necesario mantener fuertes alianzas dentro de la UE

La patronal de la banca inglesa, la British Bankers Association, ha afirmado que aún es muy pronto para sacar conclusiones sobre el veto de Londres en la pasada cumbre de Bruselas pero ha declarado que es vital para Reino Unido mantener unas fuertes alianzas dentro de la Unión Europea.

"Necesitamos asegurarnos que tenemos buenas y fuertes alianzas. Tenemos que ser constantes y sensibles", ha declarado Angela Knight, directora ejecutiva de la Asociación de Bancos Británicos, asociación que integra a HSBC, Barclays y los nacionalizados Lloyds y Royal Bank of Scotland.