Mercados

El mercado recela del acuerdo para salvar el euro

Los expertos advierten de la falta de un cortafuegos efectivo para devolver la calma a la deuda y aguardan con expectación el papel que adoptará el BCE a partir de ahora

Euro
Euro

Cautela y escepticismo en los mercados tras el anuncio, en la madrugada del viernes, de un acuerdo entre los líderes europeos para evitar la ruptura de la moneda única. Los expertos valoran el compromiso con la disciplina fiscal pero no ignoran los riesgos de su puesta en marcha -la oposición interna a la pérdida de soberanía- ni tampoco la ausencia de un cortafuegos claro con el que proteger la deuda soberana o de un plan de recuperación del crecimiento económico, más allá de la austeridad. El fondo de rescate permanente adelanta su puesta en marcha a julio de 2012, pero no amplía su dotación -de 500.000 millones de euros- ni tendrá la capacidad de financiarse con el BCE ni de recapitalizar bancos. La labor de salvavidas queda en manos del FMI, con lo que la zona euro pierde capacidad directa de decisión, y del BCE, que deberá demostrar a través de las compras de deuda sin está realmente satisfecho con el rigor fiscal al que se comprometen los países del euro. La nota positiva la deja la renuncia expresa a reestructuraciones de deuda -a excepción de la griega-, lo que alivia a la banca, principal tenedora de bonos soberanos. En definitiva, el acuerdo deja a los inversores un sabor agridulce, aunque el balance de la jornada del viernes terminó en positivo.

El Ibex repuntó un 2,23%, impulsado en parte por el anuncio de China de que dos fondos, dotados con un total de 300.000 millones de dólares, invertirán en EE UU y la zona del euro. Con este avance, el selectivo despide la semana en 8.649,7 puntos. El Euro Stoxx ganó un 2,38%, el Cac un 2,48%, el Dax un 1,91% y el Footsie un 0,83%. Estas mejoras estuvieron respaldadas por el buen comportamiento del sector bancario. Los italianos Intesa, Monte dei Paschi y Unicredit lideraron las ganancias, con apreciaciones superiores al 7%. Los británicos Barclays y Royal Bank of Scotland se apuntaron subidas de más del 5%, los franceses BNP Paribas y Crédit Agricole del 4% y los españoles BBVA y Santander del 2%. En Wall Street, el Dow sumó un 1,55% y el S&P un 1,69%.

Las primas de riesgo arrancaron el día con subidas. Sin embargo, y en medio de rumores de que el BCE adquiriendo bonos en el mercado, los spreads se dieron la vuelta. El español bajó 20 puntos básicos, hasta situarse en 360, ligeramente por encima del viernes anterior. El diferencial del bono a 10 años italiano con el alemán cayó el viernes desde 444 hasta 421 puntos básicos.

El Ibex sube un 2,23%, mientras que la prima de riesgo baja 20 puntos, hasta 360

"Me quedo con la mejor descripción de la cumbre, como el final del principio y no el final de la crisis. Las tensiones se mantendrán con cada nueva subasta como un reto para el Tesoro de turno. La parte positiva es que aparentemente hemos podido superar los casos extremos, como sería la ruptura del euro y el default incontrolado de países", afirma José Luis Martínez, estratega de Citi en España.

Los expertos coinciden en que el programa diseñado por los líderes políticos para salvar el euro adolece de falta de detalles y advierten del riesgo de que su puesta en marcha no es inmediata. "Esta amalgama compuesta por distintos agentes (fondos de rescate, BCE y FMI), que precisa bastante concreción pero tendría una gran envergadura, será la red de seguridad que soportará la crisis de deuda europea hasta su final. De los detalles de su puesta a punto, que requerirá futuras negociaciones, dependerá en buena medida el rumbo de los acontecimientos", señala Daniel Pingarrón, estratega de mercados de IG Markets.

Para materializar estas medidas, la Cumbre Europea ha marcado el próximo mes de marzo, un plazo tal vez demasiado dilatado si te tiene en cuenta la situación agónica que vive la eurozona. "Europa se enfrenta a una cuestión de solvencia. No obstante, en cada una de las cumbres de la UE se ha dado respuesta a este tema con mayor liquidez; es decir, que para atajar el problema de la deuda se ha ido creando más y más deuda", comenta Steen Jakobsen, economista jefe de Saxo Bank. La puesta en marcha del plan hasta marzo "va a coincidir de pleno con los intentos de Italia y de España por recaudar entre 300.000 y 500.000 millones de euros para la refinanciación de su deuda", añade.

Como señales positivas del acuerdo, Goldman Sachs destaca la provisión de fondos adicionales de hasta 200.000 millones al FMI, con expectativas de nuevas contribuciones de otros gobiernos, y la mayor claridad sobre el papel del sector privado en posibles quiebras. Aun así, indica que falta por explicar cuál va a ser el papel del FMI. En este sentido, Nomura añade que "los 200.000 millones van a ser claramente insuficientes. Además es poco probable que el fondo actúe de manera preventiva".

Las divisas ni se inmutan

El resultado de la Cumbre Europea apenas tuvo su reflejo en los mercados de divisas. La libra esterlina cotizó frente a la moneda europea a 0,854 euros por libra, frente los 0,853 del jueves y los 0,858 en que se situó el viernes anterior. Un movimiento muy tímido después de que Reino Unido decidiera no participar en el acuerdo para refundar la moneda única.

El euro tampoco registró grandes cambios en su cruce frente al dólar. Despidió la semana en 1,336 dólares por euro, en comparación de los 1,339 en que comenzó. Los analistas de Banco Sabadell aseguran que en los próximos días son probables movimientos en el rango situado entre 1,32 y 1,34 dólares por euro, "como consecuencia de un mayor estímulo monetario combinado con movimientos correctivos en las primas de riesgo soberano y en los diferenciales a corto plazo entre Alemania y EE UU.

El euro ha rebotado en las últimas dos semanas desde la zona de soporte de 1,321 hasta llegar a tocar los 1,354. Aun así, la divisa europea no se ha resentido en exceso de los problemas de la construcción europea, que se han reflejado con más crudeza en la deuda.