Respaldo al pacto entre Berlín y París

Rajoy sitúa a la ley para limitar el déficit como la prioridad de su Gobierno

El próximo presidente del Gobierno español, Mariano Rajoy, afirmó ayer que la primera norma que aprobará su Ejecutivo será la ley para limitar el déficit. Rajoy, que mostró su total respaldo al pacto entre Berlín y París para refundar el euro, avanzó que España transmitirá a Bruselas su compromiso por acometer las reformas necesarias.

Rajoy sitúa a la ley para limitar el déficit como la prioridad de su Gobierno
Rajoy sitúa a la ley para limitar el déficit como la prioridad de su Gobierno

Mariano Rajoy aprovechó su primera comparecencia ante los medios de comunicación desde su triunfo en las últimas elecciones generales del 20-N para dar su respaldo absoluto al acuerdo alcanzado el pasado lunes entre la canciller alemana, Angela Merkel, y el presidente francés, Nicolas Sarkozy, para proponer la firma de un nuevo tratado europeo que obligue a los Estados miembros a controlar el déficit.

Rajoy, que tomará posesión el próximo día 21, adelantó que la primera medida de su Gobierno será la de promulgar una ley que desarrolle la reforma constitucional pactada por PP y PSOE el pasado agosto para regular la contención del déficit. El líder del PP, que asistía al acto de celebración del XXXIII aniversario de la Constitución, animó al resto de países europeos a aplicar "con celeridad" la regla de oro que reclama el eje París-Berlín para disipar "las dudas" que rodean a la eurozona. Merkel y Sarkozy han invitado a toda la UE a sumarse a este pacto, pero han dejado claro que se conformarían con la adhesión de los 17 socios del euro.

"Vamos a decir que somos un país fiable, con el compromiso de no renunciar de ninguna manera a la contención del déficit y de la deuda y tampoco a las reformas necesarias para mejorar la economía y crear empleo", remarcó Rajoy, argumentando que se hará no solo porque lo demande Bruselas, "que también", sino "fundamentalmente" porque "es bueno para el desarrollo económico y para la creación de empleo". Así lo trasmitirá en su nombre el presidente saliente, José Luis Rodríguez Zapatero, que será quien asista a la cumbre europea del jueves y el viernes, considerada por todos como clave para el futuro del euro. El plan francoalemán "es un paso importante", dijo ayer Zapatero mostrando su unidad con Rajoy, pero advirtiendo que el acuerdo que se salga de Bruselas "debe parecer contundente" ante los mercados.

Rajoy podrá exponer su punto de vista a Merkel y Sarkozy en persona hoy, cuando está previsto que coincidan en la cumbre de líderes conservadores de la UE que se celebra en Marsella. Según los cálculos de la Comisión Europea, el desvió presupuestario obligará a España a ahorrar 44.000 millones para cerrar 2013 con un 3% de déficit.

El PP no descarta subir los impuestos a la italiana

El próximo presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, avanzó ayer que hará pública la estructura de su Ejecutivo el próximo día 19, en su discurso de investidura, si bien el nombre de los ministros no se dará a conocer hasta el día 21, cuando Rajoy tome posesión. "Seré razonablemente previsible", matizó sobre la identidad de su Gabinete que, aseveró, "nadie" más conoce aún. Avanzando también que su primera medida será limitar el déficit y el gasto, Rajoy se dio tres meses para detallar el resto de sus políticas que, por el momento, son una incógnita. Preguntado por si planea una subida de impuestos, como ha hecho Italia con el IVA, el futuro presidente respondió que "las medidas se anunciarán en su día".