El grupo europeo, camino de triplicar a su rival

Airbus arrolla a Boeing en la pugna por nuevos pedidos

A falta de un mes para que acabe el año, Airbus se acerca al récord de pedidos que logró en 2007. El grupo ha recibido 1.378 encargos frente a los 518 de su rival Boeing.

Un Boeing 737 de Air India estacionado entre dos Airbus A-300 de Gulf Air, en Bahréin
Un Boeing 737 de Air India estacionado entre dos Airbus A-300 de Gulf Air, en Bahréin

Airbus va a cerrar un año histórico en términos de nuevas contrataciones. La recuperación del mercado aeronáutico y el lanzamiento, en diciembre de 2010, de una versión remotorizada de su modelo A-320 van a llevar a la filial de EADS, con toda probabilidad, a superar las cifras récord alcanzadas en 2007, antes de la crisis.

A falta de solo un mes para acabar el año, el fabricante aeronáutico suma ya pedidos por 1.378 aviones, según los datos hechos públicos por la compañía al cierre de noviembre. Esta cifra es una vez descontadas las anulaciones de encargos registradas en los primeros once meses del año.

Airbus va camino de triplicar el número de nuevos pedidos que ha recibido su rival, el grupo estadounidense Boeing que, según los datos oficiales, solo ha conseguido cerrar nuevos encargos por 518 unidades.

AIRBUS GROUP 123,88 -0,90%
THE BOEING COMPANY 347,90 -0,94%

El motor de las cifras registradas por el grupo europeo ha sido el nuevo A-320 Neo, una versión del tradicional avión de pasillo único con nuevos motores que le harán ser entre un 11% y un 12% más eficiente.

En solo un año, Airbus ha conseguido cerrar contratos en firme por 1.196 aviones de la nueva versión con 21 clientes distintos. Si se suman los compromisos de compra pactados, el número ronda las 1.450 unidades, lo que se acerca al objetivo que se había marcado el grupo de cerrar el ejercicio con pedidos por 1.500 aeronaves.

En cuanto a las entregas, la empresa también lidera la pugna con Boeing. De enero a noviembre, Airbus ha despachado un total de 477 aviones a unos 84 clientes, frente a las 461 aeronaves entregadas en el mismo periodo de 2010.

Boeing, por su parte, cerró el periodo comprendido entre enero y octubre (últimos datos disponibles) con la entrega de 387 aviones. El grupo no bate a su rival en este campo desde 2003.

La réplica del 737 Max

En todo caso, la cifra de nuevos contratos del fabricante estadounidense puede resultar engañosa a primera vista. En su balance no ha podido contabilizar todavía ninguno de los pedidos del 737 Max, una variante mejorada del 737 con la que ha querido dar la réplica al A-320 Neo. El problema es que lo ha hecho más de medio año después que su rival.

Según las últimas cifras hechas públicas por los responsables de Boeing, el grupo ya ha negociado compromisos de compra por unas 700 unidades del nuevo avión, procedentes de una decena de clientes. ¿Cuál es el problema? Que ninguno de estos compromisos será firme hasta que no se cierren precios y ciertas especificaciones del avión, lo que todavía se puede demorar.

EADS y las limitaciones al voto

Los máximos responsables de EADS siguen barajando la posibilidad de aprobar una especie de acción de oro en los estatutos del grupo aeroespacial para tratar de evitar movimientos indeseados en el seno de su accionariado, en un momento en el que se avecinan cambios en la propiedad de su capital social.

El presidente de la compañía, Bodo Uebber, señaló, en un entrevista publicada ayer por el rotativo alemán Handelsblatt, que una limitación en el número de acciones que un nuevo accionista podría comprar o en los derechos de voto "serían buenos mecanismos de protección. No obstante, la cúpula del grupo todavía no ha tomado una decisión definitiva sobre este tema".

Daimler, que defiende los intereses de Alemania en el grupo, venderá el año que viene un 7,5% de su participación al banco público germano KfW. Otro grupo de bancos alemanes (Daedalus) también tiene previsto colocar su 7,5% (cuyos votos están cedidos a Daimler).