Para resolver la crisis de deuda

Barroso pide a los líderes europeos decisiones "enérgicas" y "creíbles"

El presidente de la Comisión Europea, José Manuel Durao Barroso, ha reclamado este miércoles a los líderes europeos que en la cumbre del 8 y 9 de diciembre adopten decisiones "enérgicas" y "creíbles" para resolver la crisis de deuda.

"El mensaje del presidente Barroso de cara al Consejo Europeo es que necesitamos ver decisiones enérgicas que permitan crear un auténtico pacto fiscal. Por decisiones enérgicas queremos decir que deben ser creíbles para nuestros ciudadanos, para nuestros socios internacionales y para los mercados", ha dicho su portavoz, Pia Ahrenkilde.

Barroso también "presionará" durante la cumbre para que "se despliegue rápidamente" el procedimiento pactado para apalancar el actual fondo de rescate para países endeudados y reclamará la "rápida finalización y refuerzo" del mecanismo permanente, cuya entrada en vigor se adelantará a 2012.

El presidente del Ejecutivo comunitario apuesta por "reforzar más nuestra unión económica a través de una mayor disciplina y una mayor convergencia". En su opinión, se puede "hacer mucho" en este sentido con los actuales Tratados, y en este sentido ha reclamado una "rápida adopción" de sus recientes propuestas para aumentar la vigilancia de la UE sobre los presupuestos de los países con problemas.

Barroso ha reclamado que cualquier paso adicional para avanzar en la unión económica se tome "sin socavar el papel de las instituciones de la UE porque son la mejor garantía de la fuerza y credibilidad que necesitamos para mantener la coherencia entre la eurozona y la UE en su conjunto".

En todo caso, el presidente del Ejecutivo comunitario se ha mostrado dispuesto a apoyar "un cambio del Tratado, quizá un cambio del Tratado en dos fases", tal y como reclaman Francia y Alemania, "como signo de nuestro compromiso irreversible con el euro".