Russell Parera. Consejero delegado de KPMG en India

"La ingeniería española tiene una oportunidad de oro en India"

Señala que las empresas españolas de construcción e ingeniería tienen grandes posibilidades en India, donde hay un ambicioso plan de inversiones de 1,5 billones de dólares en cinco años. "Además pueden ayudar a las firmas locales en su entrada a Latinoamérica", apunta.

"La ingeniería española tiene una oportunidad de oro en India"
"La ingeniería española tiene una oportunidad de oro en India"

Los intercambios comerciales entre España e India son muy escasos. Las últimas estadísticas señalan que apenas representan un 0,6% del total, pese a que se trata de una las naciones emergentes en el mundo, con una población superior a los 1.000 millones de habitantes y un poder adquisitivo creciente. El representante de KPMG en India estuvo recientemente en España para tratar de impulsar las relaciones bilaterales. "Entre las mayores compañías de infraestructuras del mundo, muchas son españolas, pero no están presentes en los concursos públicos", apunta. Un primer paso lo han dado un selecto grupo de esas empresas OHL, ACS, San José, Isolux, Sacyr, Aldesa y Assignia que han presentando candidaturas para construir un tramo de 1.800 kilómetros de AVE.

India va a poner en marcha un plan quinquenal de licitaciones por 1,5 billones de dólares. ¿Hay oportunidades para las empresas españolas?

La ingeniería española tiene una oportunidad de oro en India, que va a poner en marcha un plan de 1,5 billones de dólares en los próximos cinco años para construir, entre otras cosas, 25 aeropuertos o miles de kilómetros de carreteras y ferrocarriles. Dada la competitividad de España y la cualificación de sus profesionales, es una gran oportunidad.

La otra surge en el sector de la energía, donde la población, debido a su gran tamaño, ya no puede depender en exclusiva del petróleo. Hay una apuesta clara por la producción de energías renovables, en especial por las eólicas y la fotovoltaica, y en ambos casos, las compañías españolas pueden aportar su experiencia Acciona, Gamesa, Unión Fenosa y Abengoa tienen presencia. Solo en 2011, el Ejecutivo indio tiene previsto añadir 3.500 megavatios de generación en renovables. El negocio previsto para los próximos cinco años se acerca a los 300.000 millones de dólares. India también va a tener escasez de agua en el corto plazo y es imprescindible mejorar la gestión y la depuración de las mismas.

¿Por qué han tenido tan poco desarrollo las relaciones bilaterales?

Creo que las empresas españolas han estado demasiado centradas en Latinoamérica por las afinidades culturales y por compartir el mismo idioma. Con India no hay esos vínculos y sí muchas diferencias. Las empresas españolas no han gastado el suficiente tiempo en comprender lo que significa la economía india. Pero eso está cambiando en los últimos años y de hecho hay muchas que están comprendiendo que pueden apoyarlas en su salto a Latinoamérica.

Sin embargo, parten de una situación de clara desventaja frente a otras naciones como Alemania o Reino Unido, con mucha más presencia empresarial.

Alemania y Reino Unido tienen mucha ventaja respecto al resto de inversores extranjeros por la antigüedad que tienen sus multinacionales. Los grandes fabricantes de electrodomésticos, como Bosch o Liebbher, y las grandes firmas como Unilever llevan muchos años implantados y conocen la cultura y la manera de actuar en India.

Otros dos factores que podrían impulsar los intercambios bilaterales con España serían una desregulación del sector financiero y una mejor conexión aérea.

Cualquier compañía que quiere hacer negocios en otro país necesita y quiere a su socio financiero al lado. No hay un gran banco español en India, entre otras razones, porque es un sector regulado. De hecho, ninguna entidad extranjera puede adquirir más del 5% o el 10% de capital de una entidad nacional, mientras que en China ese porcentaje se eleva al 20%. BBVA desembarcó el año pasado con una alianza con Bank of Baroda y CaixaBank ha abierto una oficina de representación. La conectividad aérea también es un factor clave para que India y España mejoren sus relaciones comerciales, por lo que los vuelos directos son fundamentales en la actualidad no hay ninguna compañía española que vuele directamente a Delhi. Sería un punto de inflexión para incrementar la visibilidad de España como destino turístico y para dar a conocer las importantes oportunidades para los inversores españoles. Solo en el estado de Gujarat, que dispone de una costa de 1.600 kilómetros, está prevista una inversión de 100 millones de euros.

"En el último año se han vendido 20 millones de teléfonos móviles al mes"

Parera descarta la posibilidad de una doble recesión en India. "Los países emergentes y en especial India han seguido creciendo a un buen ritmo, aunque más lento por el impacto de la crisis económica", recalca. Pese a ello, subraya las grandes posibilidades de crecimiento de la economía india, en especial por el auge imparable de la clase media. En la actualidad hay una población de 1.200 millones de habitantes, de los que cerca de 250 millones pertenecen a ese colectivo. De estos últimos, 90 millones tienen un poder adquisitivo similar al de los países europeos. "Sin embargo, las previsiones a medio plazo indican que la población puede superar los 1.600 millones y que habría cerca de 1.000 millones en la clase media", recalca.

En su opinión, las posibilidades de crecimiento son muy grandes, en especial en sectores muy ligados al consumo como las telecomunicaciones. "En el último ejercicio se han vendido 20 millones de móviles al mes. Ningún país vende a ese nivel, tan solo China puede equipararse. Pero, al mismo tiempo, la tecnología está todavía muy retrasada y la capacidad de reposición de lo vendido sigue siendo muy grande", apunta.

Otro sector que se puede ver impulsado por el alza de la clase media es el de los servicios financieros. "Las estadísticas oficiales muestran que todavía hay poca gente con cuentas bancarias o pólizas de seguros y eso ofrece un gran margen de crecimiento a esas compañías", dijo.

Parera resalta que en el alza del consumo también juega un papel decisivo el crecimiento del número de doctores e ingenieros. "Cada año son más los trabajadores indios que ejercen cargos de responsabilidad", dice.