Presupuestos para 2012

Irlanda aboga por más impuestos indirectos para cumplir con el rescate

El Gobierno irlandés completa la presentación de los presupuestos generales para 2012, un proceso que ha durado dos días y en el que ha anunciado nuevos impuestos indirectos y rebajas sociales para ahorrar 3.800 millones de euros.

Este fue el primer presupuesto elaborado por el Ejecutivo de coalición entre conservadores y laboristas desde que accedió al poder en febrero, tres meses después de que Irlanda aceptase un rescate económico de la Unión Europea (UE) y el Fondo Monetario Internacional (FMI) por un total de 85.000 millones de euros.

Por primera vez en la historia de Irlanda, las cuentas para el próximo año se presentaron en dos jornadas, tarea que inició ayer el ministro de Gasto Público, el laborista Brendan Howlin, al anunciar un recorte de 1.400 millones de euros en el sector público.

El turno hoy fue para el titular de Finanzas, el conservador Michael Noonan, cuyo departamento se ha propuesto aumentar en 1.600 millones de euros los ingresos del Estado durante el próximo año a través de "impuestos indirectos".

Ante el Parlamento nacional, Noonan recalcó que el objetivo es crear empleo a "corto, medio y largo plazo", y confirmó que el IVA se incrementará dos puntos y no se tocarán los impuestos sobre la renta.

Tampoco habrá cambios en el controvertido impuesto sobre sociedades, cuya tasa del 12,5% está considerada por Dublín como un activo para atraer multinacionales aunque fuera del país muchos lo ven como un instrumento de competencia desleal.

El Gobierno irlandés, explicó, quiere estimular el consumo público al no tocar los ingresos salariales y reforzar las políticas de creación de empleo.

"Los salarios de la gente en enero serán los mismos que en diciembre, así que será una cuestión personal cómo se decide gastar los ingresos", dijo Noonan.

De hecho, sus cuentas no son tan severas como las de Howlin, cuyos recortes afectarán duramente a sectores como la sanidad, la educación, el transporte y las prestaciones sociales.

Así, el Impuesto sobre el Valor Añadido (IVA) pasará de 21% al 23%, al tiempo que los propietarios de viviendas comenzarán a pagar a partir de 2012 una tarifa fija de cien euros anuales.

También subirán las tasas sobre la emisión de gases, por lo que los motoristas pagarán 1,4 y 1,6 euros más por el litro de gasolina y diesel, respectivamente, mientras se encarecerá también el impuesto de circulación dependiendo de la cilindrada del vehículo.

Los impuestos sobre el alcohol permanecerán en los niveles actuales, pero su precio se verá afectado por la subida del 2% del IVA, al tiempo que el tabaco se encarecerá en 25 céntimos a partir de la medianoche de hoy.

Se elevará del 25% al 30% el impuesto sobre las ganancias de capital, al tiempo que éste comenzará a tributar a partir de los 250.000 euros, comparado con los 332.084 fijados hasta ahora.

Por contra, el Gobierno ha decidido aumentar la base de la llamada Carga Social Universal, que hasta ahora gravaba con un 4% adicional todos los salarios superiores a los 4.004 euros anuales.

Ese límite comenzará ahora en 10.030 euros, lo que beneficiará a 330.000 trabajadores en empleos a tiempo parcial o temporales.

El objetivo es llegar a un equilibrio que permita a Dublín ahorrar 3.800 millones de euros en 2012 para reducir su déficit público hasta el 8,6% del Producto Interior Bruto (PIB) en 2012, recordó hoy el titular de Finanzas.

A largo plazo, el programa de ayuda de la UE y el FMI obliga al Gobierno irlandés a aplicar un plan de austeridad que permita reducir el déficit público hasta el 3% del PIB en 2015.

En este sentido, Noonan informó de que el déficit público en 2012 será del 10,1 por ciento, cinco décimas menos que el fijado por la UE y el FMI, al tiempo que predijo que el PIB crecerá un 1,3 por ciento, por encima de los pronósticos de esos organismos en torno al 1%.

"El objetivo de este Gobierno es recuperar el control de su soberanía fiscal y económica", señaló el ministro, quien aseguró estar comprometido a que "Irlanda pueda seguir beneficiándose de las ventajas de la moneda única".