Cierre de las Bolsas europeas

Las cosas, más claras

Avanzamos y vamos dejando las cosas claras.

Hoy han hecho declaraciones conjuntas tanto Sarkozy como Merkel y nos han mostrado un boceto de lo que van a presentar el jueves al resto de socios europeos y que antes llegará a las manos de Van Rompuy.

De todo lo que se nos ha dicho, hay un par de cosas que han quedado claras. La primera es que tanto Francia como Alemania piensan e imponen que los eurobonos no son, de ninguna de las maneras, una solución a la crisis. La segunda es que no tienen ganas de que lo que nos llevó a la situación actual se vuelva a repetir, por lo que se van a proponer nuevos tratados con una vigilancia más estrecha y, por lo tanto, con penalizaciones legales a quien incumpla sus compromisos. Estas modificaciones a los tratados dicen que es deseable que sean aceptadas por los 27, pero que también con los 17 de la zona euro valdría.

Lo de los eurobonos no debería sorprendernos si echamos la vista hacia atrás y vemos los movimientos concertados de los bancos centrales del mundo y las especulaciones y comentarios acerca de la posibilidad de que el FMI utilice el dinero de estos como prestamistas para poder canalizar esa potencia de fuego hacia los países con más problemas.

Esto ha calmado los nervios y ha sentado bien a los mercados, en principio, porque en cuanto se ha sabido, las subidas se han cortado. Esto tampoco es de extrañar con todo lo que tenemos ganado en las últimas sesiones, por lo que no es descartable que exista alguna venta con la noticia.

También hemos conocido algunas declaraciones del Primer Ministro italiano tras la presentación de su plan de austeridad, que ya tiene respuesta de los sindicatos en cuanto a calendario de protestas, y pide que sea Europa la que se mueva ahora, ya que Italia está haciendo su parte. Lo cierto es que los mercados también han respirado haciendo bajar la prima de riesgo de Italia y de España, cosa que ha potenciado todavía más la subida en los mercados europeos.

La subida de hoy hay que matizarla un poco, porque si miramos los futuros sobre índices de valores europeos junto con los alemanes, veremos que no ha sido para tanto, incluso el Dax 30 no ha sido capaz de superar los máximos del viernes, lo que ha supuesto un lastre para el resto de mercados. La verdad es que si existe una mejora de la situación, es normal que se vea con mejores ojos los mercados más dañados que los que han servido como refugio, por lo que es lógico ver que España e Italia han sido de los que mejor comportamiento han tenido en el día de hoy.

Tachamos este evento del calendario y pasamos al siguiente en importancia que es la decisión de tipos del BCE del jueves. Tiene todavía más presión para bajar otra vez los tipos de interés si miramos los datos de PMI de servicios que hemos conocido hoy, con muchos de ellos colocados cómodamente en la zona de contracción.

Estados Unidos se sigue peleando con la media de 200 sesiones en algunos de sus índices principales y la presión a la que está sometiendo este nivel el S&P 500 justo a las puertas de la importante reunión del jueves, está acelerando los corazones de más de un inversor que se está viendo venir un rally de Navidad jugoso al abrirse la posibilidad de crear un suelo para la crisis esta semana que dé rienda suelta a Estados Unidos y China. El problema es que no todo es de color de rosa y el dato de ISM de servicios que hemos conocido hoy en EE UU nos deja un indicador de empleo en contracción que avisa de lo difícil de la situación en el medio plazo, por lo que hay que ir con los pies de plomo en el corto.