Con un pasivo de 1,88 millones

El juez declara el concurso de acreedores de Casa y Jardín

El juzgado de lo Mercantil número ocho de Madrid ha declarado el concurso voluntario de acreedores, antigua suspensión de pagos, por trámite abreviado de la firma Casa y Jardín, que presenta un superávit patrimonial de 57.637,25 euros, según el auto.

En concreto, la compañía de decoración cuenta con un activo de 1,94 millones de euros y un pasivo que asciende a 1,88 millones de euros, si bien su situación de insolvencia y la pluralidad de acreedores concurrentes a su patrimonio conlleva la imposibilidad de cumplir regularmente sus obligaciones exigibles.

"Tanto la existencia de una pluralidad de acreedores diferentes que concurren con sus créditos al patrimonio de Casa y Jardín, como el efectivo desbalance entre el patrimonio y el valor de los créditos existentes contra el mismo, determinará la imposibilidad de satisfacer regularmente a los acreedores en los exactos términos recogidos en cada una de sus relaciones obligacionales", señala el auto.

El juez ha nombrado administrador concursal a Jesús Verdes Lezama y ha ordenado su intervención en las facultades de administración y disposición sobre todos los bienes y derechos de la firma de decoración.

Los acreedores deben poner en conocimiento de la administración concursal en el plazo de un mes, a contar desde mañana, sus créditos debidamente documentados y su cuantía.

Casa y Jardín opera en el sector de la arquitectura de interiores y la decoración con un establecimiento en Madrid y realiza desde los proyectos y obras hasta la distribución de textil, mobiliario y elementos decorativos.