Iberia

La aerolínea pide que no se perjudique a los clientes

Asegura que no pueden ser "víctimas de supuestas discrepancias no basadas en hechos reales"

Iberia salió ayer al paso una vez más de las declaraciones de los pilotos de la aerolínea defendiendo la necesidad de ir a la huelga.

A través de un comunicado la aerolínea considera que el sindicato de pilotos está equivocándose al convocar una huelga para Navidad porque los clientes no pueden volver a ser los afectados por un "supuesto" conflicto entre la dirección de la aerolínea y el sindicato.

Hace un llamamiento al Sepla "para que piensen en los clientes que llevan muchos años viéndose perjudicados, siempre en las mismas fechas, y que un año más no pueden ser las víctimas de supuestas discrepancias que no están basadas en hechos reales y cuando la compañía en ningún momento ha interrumpido las negociaciones del convenio".

"Cualquier diferencia entre la dirección y los sindicatos sobre el convenio debe dirimirse en la mesa de negociación, y cualquier duda sobre la legalidad de Iberia Express en los tribunales", aclara.

Explica que, en contra de la tesis que mantiene el Sepla, la nueva low cost, Iberia Express, es uno de los pilares de la estrategia de Iberia para los próximos años, "para garantizar el futuro y la viabilidad del grupo, y la única opción para no cerrar rutas y reducir empleo en Iberia, a lo que estaría abocada la compañía de no haber tomado esta decisión".

En este sentido, la empresa dirigida por Antonio Vázquez explica que las rutas de corto y medio radio son "cada vez más deficitarias, y un lastre para el conjunto de la empresa, lo que obliga a tomar medidas". Tras recordar que el martes American Airlines anunció su entrada en suspensión de pagos, subrayó que la creación de Iberia Express cuenta con el acuerdo de los representantes del 90% de los empleados de Iberia, con los que la compañía firmó los respectivos convenios colectivos y acuerdos específicos de creación de Iberia Express hace un año. "El saneamiento del corto y medio radio, permitirá crecer en largo, donde irán destinadas cada vez más tripulaciones. Dentro de los convenios colectivos en vigor, se recoge también que el handling y del mantenimiento lo realizarán los empleados de Iberia", explicó.

Está previsto que Iberia Express comience su andadura en marzo de 2012, y disponga de 500 empleados en el primer año, 125 de los cuales serán pilotos, y tiene el objetivo es superar los más de 1.000 empleos de nueva creación en los primeros años, sin que esto suponga una merma en las condiciones laborales de los actuales empleados de Iberia, que están reguladas por sus convenios colectivos.