La Casa Blanca reclama "determinación" a los líderes europeos

Obama colaborará con Europa contra la crisis de la deuda

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, ha vuelto hoy a instar a sus homólogos europeos a que solucionen la crisis de deuda que atenaza al Viejo Continente y ha dicho también que su país está dispuesto a colaborar activamente en ese objetivo.

En el marco de la cumbre anula entre EE UU y la UE, Obama ha dicho que la crisis europea es "un asunto crucial" para la economía estadounidense, y que su país debe tomar parte para lograr su finalización. Por su parte, el presidente permanente del Consejo Europeo, Herman van Rompuy, ha afirmado que la ralentización global no se debe únicamente a Europa, y que otras naciones también deben actuar.

La UE y Estados Unidos han acordado desarrollar un plan para estrechar sus lazos económicos y crear así más empleo y crecimiento a ambos lados del Atlántico. En un comunicado conjunto, ambas partes afirman: "Debemos intensificar nuestros esfuerzos para realizar todo el potencial de la cooperación económica transatlántica y generar nuevas oportunidades de empleo y crecimiento, particularmente en sectores emergentes".

"Estamos comprometidos a reforzar nuestras relaciones comerciales e inversores, que ya son las más grandes e integradas del mundo", explicaron tras un encuentro en la Casa Blanca entre Obama y el presidente de la Comisión Europea, Jose Manuel Barroso.

Antes del encuentro, el portavoz de la Casa Blanca, Jay Carney, afirmó que Europa "debe dar pasos decisivos para manejar el problema, y tiene la capacidad para darlos".