Solo Castilla-La Mancha, Murcia y Comunidad Valenciana superan el 1,3% del PIB

El grueso de las comunidades cumple el límite de déficit en el tercer trimestre

Las comunidades autónomas han saldado el tercer trimestre con un mínimo superávit fiscal de dos centésimas de PIB, con lo que el déficit acumulado en nueve meses se queda en el 1,19% gracias a los ajustes de gasto emprendidos.

Los ajustes de las comunidades autónomas empiezan a dar frutos. Según ha explicado esta tarde la vicepresidenta económica del Gobierno en funciones, Elena Salgado, el déficit autonómico acumulado entre enero y septiembre fue del 1,19% del PIB, frente al 1,21% registrado en el primer semestre. De ese modo, las comunidades autónomas lograron en el tercer trimestre un mínimo superávit de un 0,02% del producto interior bruto.

El resultado trimestral se circunscribe a la evolución del gasto corriente: si entre enero y junio crecía un 0,25% en tasa interanual, sumando los datos del tercer trimestre la variación acumulada queda en un -1,33%. Los polémicos recortes abordados en algunas comunidades autónomas, como Madrid o Cataluña, explican ese descenso global.

De la mejoría generalizada han quedado fuera tres comunidades autónomas, las únicas que incumplen hasta septiembre el objetivo de déficit del 1,3% del PIB: Castilla-La Mancha (4,84%), Murcia (3,03%) y Comunidad Valenciana (2,32%). En el lado opuesto del fiel se sitúan el País Vasco, que logra un superávit acumulado del 0,6%, y Navarra, con un mínimo déficit del 0,06% del PIB.

Salgado, que ha ofrecido en rueda los datos de ejecución presupuestaria, ha reconocido de prensa el "esfuerzo" general de la administración autonómica, aunque reclamó que continúe en esa senda. La vicepresidenta en funciones aseguró que la administración central cumplirá el objetivo de déficit, y espera que también lo hagan las comunidades para llegar al umbral del 6% del PIB comprometido con la Comisión Europea.