Muy confidencial

Los bancos "no son aptos para la inversión"

A medida que la crisis de deuda soberana se alarga en el tiempo sin que la clase política logre frenar el contagio, el número de víctimas que va dejando por el camino crece día a día. La banca es sin duda uno de los colectivos más perjudicados y los gestores de fondos llevan tiempo evitando invertir en ellos. En los últimos tiempos esta aversión se ha acentuado y cuando realizan presentaciones ante clientes o periodistas destacan hasta la saciedad la escasa exposición al sector que tienen en sus carteras.

No quieren sustos y no es para menos. El sector bancario europeo cae el 40% en el año y en los días de pánico es siempre el más vapuleado. Tanto es así que hasta las propias entidades reconocen que son activos "no aptos para la inversión" ahora mismo. Una confesión que solo hacen a sus potenciales inversores en privado y con la esperanza de que recuperen la confianza en ellos cuando los políticos europeos solucionen finalmente la crisis. Porque si hay algo que todo el mundo espera en el mundo de la inversión es un gran rebote de la banca en cuanto todo se aclare mínimamente el futuro de Europa.