Mariano, mantenlos en vilo

Los intensos contactos que está manteniendo Mariano Rajoy, unos conocidos y otros no tanto, unos a nivel nacional y otros internacional, significan para algunos la confirmación de que sí está trabajando. ¿Lo dudaban?

El presidente virtual (todavía no electo, como ya le califican sus hagiógrafos de cabecera) se ha caracterizado en toda su vida política por la parsimonia como táctica y la paciencia como estrategia. Así llegó a ganar/arrasar en las elecciones del pasado domingo (parece que ha transcurrido un mes) y así va a seguir, porque forma parte de su ADN. Y eso hoy, es bueno. Frente a la histeria por las tensiones de la deuda, es bueno. Ante el acoso de los especuladores de los mercados, es bueno. De cara a la cacofonía europea, es bueno... Y también lo es frente a la infantil impaciencia nacional que se ha desatado por saber el nombre del responsable de Economía.

Es bueno porque Rajoy está marcando los tiempos. Con serlo siempre, en la Europa de hoy y en medio de esta inacabable crisis da ventajas ser dueño de la propia agenda (o aparentarlo, es solo cuestión de imagen). De la habilidad para aprovecharlas depende que sirvan de algo.

Por lo pronto, ese estratégico goteo de contactos... Los obvios, por continuos: Francisco González (BBVA y ministrable); los que se han filtrado sagazmente: Rodrigo Rato (Bankia y ministrable permanente), Isidro Fainé (La Caixa y, por qué no, también ministrable, aunque ambos, Rato y Fainé, sean hoy piezas más valiosas en la parte del tablero en que están)..., y los que no interesa que se sepan... Ese acertado goteo da para mantener entretenidas a las fieras.

Anunciar ya el nombre del responsable de Economía sería algo tan poco inteligente como arrojarlo a los leones de los mercados antes de tiempo. ¡Y no digo nada si encima la elección resulta polémica! Para qué, entonces, exponerlo antes de tiempo. ¿Para achicharrarlo infructuosamente?

Mejor mandar en la propia agenda. Así que, Mariano, no lo digas aún, mantenlos en vilo hasta que estés entrando en La Moncloa (si al final te animas a vivir allí por razopnes de seguridad). Y, cuando hagas público su nombre, esperemos que no te equivoques, porque nos va a todos mucho en ese envite.

Por cierto, en estos momentos de tribulación económica, inquietudes políticas y reconversión del sector financiero (la hecha y la por hacer, porque aún no ha empezado la caza mayor) no está de más recordar que la tesis con la que el coordinador de Economía del PP, Cristóbal Montoro, se doctoró en la Autónoma de Madrid en 1981 se titula 'Banca nacionalizada en el marco de las economías de mercado desarrolladas, una aproximación al tema en España'. Lo digo solo por si sirve de pista con la que le está cayendo al FROB y al Banco de España.

@JuanjoMorodo

Comentarios

very good work !
Normas