A favor de un mayor control presupuestario

González-Páramo, contrario a la compra masiva de deuda por parte del BCE

El miembro del Comité Ejecutivo del Banco Central Europeo (BCE) José Manuel González-Páramo se pronunció hoy a favor de un mayor control de los presupuestos nacionales dentro de la zona euro y en contra de la compra masiva de deuda de los países con problemas.

A largo plazo, debe plantearse una supervisión de la situación presupuestaria de cada país a escala europea, argumentó el economista español, en un discurso pronunciado en Londres y difundido por el BCE.

Ello implicará "delegar competencias" a escala de los estamentos europea, añadió, lo que a su vez pasa por cambiar los tratados de la UE.

González-Páramo incidió así en lo que viene siendo la postura de la canciller alemana, Angela Merkel, quien reiteradamente ha hecho hincapié en la necesidad de cambiar los tratados de la UE, ceder competencias nacionales a sus estamentos y, también, endurecer las sanciones a los infractores de los criterios de estabilidad.

El miembro del Comité Ejecutivo se pronunció, asimismo, en contra de la compra masiva de bonos para tratar de paliar los problemas de los países con dificultades en los mercados financieros, asimismo de acuerdo al rechazo reiteradamente expresado por Merkel a este tipo de actuación.

"El BCE no es una institución de crédito a la que puedan recurrir, en última instancia, los Estados", afirmó. Que desde los mercados se exija al BCE adoptar este papel obedece a "intereses inversores", no a un "interés en la estabilidad del euro", dijo.

"El mandato del BCE, como banco central, es velar por la estabilidad de los precios", añadió, para recordar que ese es el "compromiso prioritario" de su institución.

El BCE ha intervenido, en ocasiones, comprando deuda, pero ese margen no debe ampliarse a una escala masiva, ya que "no es una institución política", sino "monetaria".

"Los países de la zona euro no pueden esperar que el BCE financie su déficit", sostuvo, en alusión a las crecientes exigencias, por parte de algunos socios, a que amplíe su programa de compra de bonos.

Los problemas que atraviesa la zona euro deben ser atajados "en su raíz", añadió, y corresponde a los Estados miembros "mantener su déficit bajo control".

González-Páramo se pronunció asimismo a favor de avanzar hacia una mayor "unión fiscal y económica", para concluir que esa es una de las lecciones que deben aprenderse de la presente crisis de la deuda.