Se espera que Bélgica se haga cargo del 60,5% de los 90.000 millones de garantías del banco

Los bancos centrales inyectan liquidez en Dexia mientras se concreta su plan de rescate

El grupo financiero Dexia sigue en la unidad de cuidados intensivos. El Banco Central belga ha tenido que facilitarle una línea urgente de liquidez, mientras los gobiernos de Francia y Bélgica ultiman los detalles de su rescate, anunciado el 4 de octubre.

De acuerdo con una fuente del sector bancario, citada por la agencia Reuters, la entidad también estaría recibiendo dinero de los demás bancos centrales de los países donde tiene sucursales, incluido el Banco de España.

Un analista de un gran banco europeo señalaba ayer que el hecho de que Dexia se haya visto obligado a pedir liquidez a los bancos centrales demuestra la pésima situación en el sector bancario.

El acuerdo definitivo sobre el futuro de Dexia se producirá "en los próximos días", de acuerdo con una fuente del ministerio de Finanzas francés. Se espera que Bélgica se haga cargo del 60,5% de los 90.000 millones de euros de garantías del banco. Francia asumiría un 36,5%, mientras que a Luxemburgo le correspondería el 3% restante.

El rescate anunciado en octubre fue el segundo soplo de dinero público para la entidad. Dexia ya recibió una inyección de capital público de 6.000 millones de euros a raíz de la crisis de Lehman, que se llevó por delante a otro gigante de origen belga, Fortis. Además, Dexia recibió entonces garantías por 150.000 millones de euros, cubiertas en un 60,5% por Bélgica, un 36,5% por Francia y en un 3% por Luxemburgo.

El modelo de negocio de Dexia, especializado en financiar a administraciones públicas, especialmente ayuntamientos y regiones, y con una amplia cartera de deuda soberana, obligó a la entidad a tener que registrar fuertes pérdidas por la depreciación de su balance.

El ministro de Economía belga, Didier Reynders, aseguró el miércoles que esperaba alcanzar un acuerdo con la Comisión Europea sobre el plan de reestructuración de Dexia en los próximos días.

Las acciones de Dexia subieron ayer un 34%, hasta los 0,36 euros por título. Aun así, están muy lejos de su máximo anual, en 3,4 euros.