El consejero delegado del Santander estaba condenado por el Supremo

El Gobierno indulta a Alfredo Sáenz

El Gobierno ha indultado al consejero delegado de Banco Santander, Alfredo Sáenz, condenado por el Tribunal Supremo el pasado marzo por un delito de acusación falsa contra unos deudores de Banesto. El banco ha mostrado su "satisfacción" por la noticia.

Alfredo Sáenz, en una presentación de los resultados del grupo
Alfredo Sáenz, en una presentación de los resultados del grupo

El Consejo de Ministros de este viernes, el primero tras las elecciones generales, ha indultado al consejero delegado de Banco Santander, Alfredo Sáenz, que había solicitado esta medida de gracia al Gobierno en marzo pasado tras ser condenado por el Tribunal Supremo a tres meses de arresto y suspensión de su profesión de banquero por ese tiempo por un delito de acusación falsa contra unos deudores de Banesto, entidad que presidió tras ser intervenida en 1993.

El ministro portavoz del Gobierno, José Blanco, ha sido el encargado de comunicar este indulto, en la tradicional rueda de prensa tras el Consejo de Ministros, pero ha rehusado dar explicaciones sobre el porqué de la decisión. "Se informa de las decisiones del Consejo de Ministros, no de las deliberaciones", ha comentado. En todo caso, el Ministerio de Justifica remitirá un informe con la argumentación jurídica que ha sustentado el indulto, según Blanco.

El alto cargo ha quitado importancia a la fecha en la que se ha tomado esta decisión. "Se ha hecho en el momento en que el Ministerio de Justicia, que es el que tiene la potestad de plantear los indultos, lo ha hecho". Blanco ha manifestado desconocer si esta medida le había sido comunicada al PP con anterioridad.

"El Consejo de Ministros, en su reunión de hoy, ha acordado indultar parcialmente a Alfredo Sáenz Abad, Rafael Jiménez de Parga Cabrera y Miguel Ángel Calama Teixeira, una vez resueltos los expedientes, a la vista de los informes pertinentes y conforme a lo dispuesto en la Ley. La concesión de este indulto parcial, derivado de unos hechos acaecidos hace 17 años, conmuta la pena impuesta de arresto mayor y la accesoria de suspensión de ejercicio profesional por la multa máxima prevista en la legislación aplicable al caso", dice, escuetamente, el comunicado del Gobierno.

"Banco Santander muestra su satisfacción tras conocer la decisión del Consejo de Ministros de conceder el indulto a Alfredo Sáenz", ha sido la reacción oficial de la entidad a la noticia.

El Consejo de Ministros ha tomado esta decisión tras el informe no vinculante del Tribunal Supremo de finales de octubre, donde este organismo se mostró desfavorable al indulto al no apreciar "razones de justicia o equidad" para ello.

Sáenz fue condenado el pasado mes de marzo por el Tribunal Supremo por un delito de denuncia falsa, al considerar probado que dio instrucciones para que en 1994 Banesto presentara, a sabiendas de su falsedad, una querella criminal por estafa y alzamiento de bienes contra tres empresarios catalanes. El objetivo era que pagaran los 639 millones de pesetas que debían sus empresas. La sentencia del Supremo condenó a Sáenz a tres meses de arresto e inhabilitación. Al no tener antecedentes penales y tratarse de una pena inferior a dos años, Sáenz no iba a ir a la cárcel, pero sí afrontaba la pena de inhabilitación para ejercer cualquier actividad bancaria, que le impediría desempeñar su cargo en Banco Santander y que fue la causa que motivó la petición de indulto.

El pasado septiembre, la Audiencia Provincial de Barcelona suspendió la ejecución de la sentencia contra Sáenz, aunque rechazó la solicitud de no inscribir la sentencia condenatoria en el Registro Central de Penados y Rebeldes para evitar que figuren antecedentes penales.