El Ibex vuelve a caer y cede en la semana más de un 7%. La prima, en 442 puntos básicos

Merkel gana, las Bolsas pierden

Los parqués europeos ven neutralizados sus avances marcados por la declaración conjunta de Sarkozy y Merkel. El Ibex, que llegaba a ganar un 1,75% cierra cediendo un 0,23% (7.721,80 puntos), lastrado por la prevalencia de los postulados de la canciller y que han sido acatados por Sarkozy: los eurobonos no son prioritarios. Merkel gana la partida.

La canciller Merkel sigue ganando su particular pulso a los mercados y, desde ayer, a la Comisión Europea. Los eurobonos no son prioritarios.
La canciller Merkel sigue ganando su particular pulso a los mercados y, desde ayer, a la Comisión Europea. Los eurobonos no son prioritarios.

Los inversores piden eurobonos. El desplome generalizado en los parqués tras las declaraciones de la canciller alemana Ángela Merkel y del presidente francés Nicolas Sakozy así lo atestiguan. El Ibex cierra su cuarta sesión consecutiva a la baja: cede un 0,23% (7.721,80 puntos), después de que llegara a ganar más de un 1,5% durante la sesión. Lo mismo que en Alemania, Francia, Italia... Los dos líderes europeos, que priorizan la reforma de los tratados para reforzar la gobernanza europea a la adopción de los eurobonos, han puesto cloroformo a uns parqués que, por primera vez en la semana, querían avanzar en positivo.

Con la caída de hoy, el selectivo ya ha cedido un 7,08% en esta semana, y se aproxima al mínimo anual, alcanzado el 12 de septiembre y fijado en los 7.640,70 puntos. Si la tendencia de la semana no cambia, y nada indica que vaya a ser así, podría perforarse esa barrera mañana mismo. La resistencia del selectivo, y en general de las bolsas europeas, a encajar los golpes que lanza la crisis de la deuda está bajo mínimos, a la espera de que alguien de el empujón definitivo a la salida del túnel. Visto lo visto hoy, ese alguien no es 'Sarko' ni, por supuesto, Merkel, que no da su brazo a torcer aunque eso le lleve a contradecir a la Comisión Europea, que ya ha realizado una propuesta de hasta tres tipos diferentes de eurobonos. Pero la canciller sigue diciendo "nein".

En nuestro índice, IAG ha sido el único valor que se ha mantenido estable durante toda la jornada. Gana un 5,24%, mientras que en Londres lo ha hecho en un 5%, debido a que Société Générale ha cambiado su valoración de "vender" a "mantener". Santander y BBVA, principales bancos del índice, se anotan modestos avances, del 0,41% el primero y 0,43% el segundo. Caixabank avanza un 0,63%. En el lado negativo quedan Abengoa y Grifols, con pérdidas del 3,80% y del 2,67% respectivamente. Bankia es el banco más castigado y cede un 1,59% y cotiza ya en 3,15 euros, su nivel mínimo desde que comenzó a cotizar en Bolsa en julio.

IBEX 35 9.145,60 2,00%
DAX XETRA 15.416,64 1,43%
CAC 40 6.385,14 1,54%

La misma situación que en Madrid se ha dado en las principales plazas de la eurozona. El DAX germano ganaba en torno al 1,5% durante toda la sesión para terminar cediendo un 0,54%, mal menor después de haber llegado a rozar el 1% negativo en algún momento. El CAC francés se anotaba similares ganancias y finalmente empata (-0,01), algo que también hace el Mib italiano, pero por el lado positivo (+0,03), aunque en otra mala jornada para la mayoría de sus bancos: Montepaschi pierde casi un 2,5%, mientras que Popolare y Popolare di Milano lo han hecho cerca del 2% negativo. Fuera del ámbito euro, el FTSE 100 británico vuelve a caer por novena sesión seguida, un 0,24% hoy. En ellas, se ha dejado un total de un 5,83%.

En el mercado de deuda, la jornada permitía a la prima de riesgo española tomarse un respiro, más por la creciente rentabilidad del bono alemán, que subía hasta el 2,22%, que por un descenso en el bono español a 10 años. Pero el escenario volvía a cambiar tras las declaraciones de Merkel y Sarkozy, para volver a subir de los 440 puntos y alcanzar los 442, desde los 430 a los que ha llegado a bajar durante la mañana. La rentabilidad del bono vuelve a superar el 6,6%. La italiana repunta con más fuerza y se encarama a los 493 puntos básicos, con la rentabilidad de su bono en el 7,12%. El diferencial belga también ha sufrido en el día de hoy elevándose hasta los 354 puntos básicos, mientras que el francés queda fijado en 201 puntos.

Pero hoy, la protagonista ha sido Portugal. La agencia de calificación Fitch ha rebajado su rating a bono basura, lo que ha repercutido en que su bono a diez años se dispare por encima del 12%. La crisis europea sigue afectando a la moneda comunitaria, que vuelve a ver rebajado su valor respecto al dólar y se sitúa en los 1,3339