Caen hasta las 844 entidades

Desciende el número de bancos estadounidenses con problemas

La cifra de bancos incluidos en la 'Lista de entidades en problemas' de la Corporación Federal de Garantía de Depósitos (FDIC) descendió un 2,4% en el tercer trimestre, desde las 865 entidades del segundo trimestre hasta las 844, lo que supone su segundo descenso consecutivo y consolida el cambio de tendencia después de haber aumentado su volumen todos los trimestres desde el tercero de 2006.

Según los datos de la agencia federal, el montante de los activos de estas entidades se redujo hasta los 339.000 millones de dólares (251.157 millones de euros), un 8,9% menos en comparación con los 372.000 millones de dólares (275.676 millones de euros) del segundo trimestre de 2011.

Asimismo, el supervisor bancario de Estados Unidos ha intervenido en el tercer trimestre un total de 26 bancos comerciales, lo que supone cuatro más que en el trimestre anterior, pero 15 menos que en el mismo periodo de 2010. En el conjunto de los nueve primeros meses, se han registrado 74 quiebras, frente a las 127 entidades del mismo periodo del año anterior.

Por otro lado, los bancos comerciales e instituciones de ahorro de EE UU asegurados por FDIC lograron en el tercer trimestre del año un beneficio agregado de 35.300 millones de dólares (26.157 millones de euros), un 48,3% más en comparación con los 23.800 millones de dólares (17.626 millones de euros) del mismo periodo de 2010.

En concreto, estas cifras convierten el periodo comprendido entre julio y septiembre de 2011 en el noveno trimestre consecutivo en el que los beneficios se incrementan en tasa interanual. Así, alrededor del 63% de las entidades mejoraron sus beneficios netos trimestrales respecto a hace un año, mientras que sólo el 14,3% registró pérdidas netas en este trimestre.

Asimismo, la FDIC apunta que las provisiones se redujeron en el tercer trimestre hasta los 18.600 millones de dólares (13.773 millones de euros), casi un 50% menos que los 35.100 millones de dólares (26.016 millones de euros) de hace un año. La agencia explica que, como fue el caso en los últimos ocho trimestres, las menores previsiones fueron responsables de gran parte de la mejora de los beneficios.

El presidente interino de la FDIC, Martin J. Gruenberg, recalcó que un trimestre más se registró un incremento de los beneficios que refleja una mejora en la calidad de los activos y unas menores provisiones. "Los bancos estadounidenses han recorrido un largo camino desde las profundidades de la crisis financiera. Los balances son más fuertes en muchos aspectos y la industria es en general rentable, lo que no significa que la recuperación esté completa", añadió.

En este sentido, señaló que la complicada situación del mercado inmobiliario y el lento crecimiento del empleo y los ingresos suponen una amenaza para la calidad del crédito. Así, subrayó que la perspectiva económica de Estados Unidos está también ensombrecida por las incertidumbres de la economía global y la volatilidad de los mercados financieros.