Subasta 2.978 millones en letras

España, obligada a pagar un 5% para colocar deuda a tres meses

En un momento delicado en el mercado de deuda, el Tesoro ha vuelto a examinarse. El organismo se ha visto obligado a pagar más de un 5% para colocar el máximo previsto en letras a tres y seis meses.

La tensión estaba servida. Y es que tras confirmarse el cambio de gobierno en España y después de que en la última subasta de obligaciones el interés se situara por encima del 7%, el nuevo desafío del Tesoro ha concentrado todas las miradas. El organismo ha vuelto a examinarse y el resultado ha sido agridulce. Ha conseguido colocar 2.978 millones de euros, el máximo previsto, en letras a tres y seis meses pero a costa de elevar el tipo de interés hasta superar el 5%.

El Tesoro ha vendido 2.012 millones en letras a tres meses con un tipo de interés medio del 5,110%, muy por encima del 2,292% de la anterior colocación de este tipo de deuda. El tipo marginal, por su parte, ha pasado del 2,350% al 5,220% actual y el bid to cover ha sido de 2,85 veces, frente al 3,07 previo.

En las letras a seis meses, ha subastado 966 millones a un tipo medio del 5,227%, también superior al 3,302% anterior y un marginal que ha pasado del 3,35% al 5,328% actual, el nivel más alto desde 1997. El bid to cover ha sido de 4,92 veces, en contraste con el de 2,59 veces previo.

De esta manera, en la anterior emisión de estos plazos, el emisor público colocó 1.385 millones de euros a tres meses frente a los 4.250 millones solicitados. A seis meses, colocó 2.095 millones de euros frente a los 5.417 millones requeridos.

En la última subasta, celebrada el 17 de noviembre, el Tesoro colocó 3.562 millones de euros en obligaciones a diez años, pero se vio obligado a subir el interés al 7,088%, el más alto desde que en 1997 adjudicara una emisión de estas características al 7,26%.

En lo que queda de ejercicio, el Tesoro acudirá a los mercados en otras cuatro ocasiones. En concreto, realizará una emisión de letras a 12 y 18 meses el martes 13 y otra de letras a tres y seis meses el jueves 20.

El organismo cerrará el ejercicio con una subasta de bonos el jueves 1 de diciembre y otra de obligaciones el jueves 15 de diciembre. De hecho, el Gobierno ya ha dicho que no tiene intención de hacer cambios en el calendario previsto.

Los analistas aseguran que las dudas de los mercados seguirán afectando al Tesoro en lo que queda de año, obligando al organismo a elevar la rentabilidad de las emisiones pendientes.

Grecia y Portugal

En este contexto, Grecia y Portugal, que están intervenidos y reciben asistencia financiera de la Unión Europea y el Fondo Monetario Internacional, pagan menos para financiarse a estos mismos plazos. Para vender letras a tres meses, Grecia paga un 4,62% y Portugal remunera un 4,89%, mientras que en las letras a seis meses pagan un 4,89% y un 5,25% respectivamente.

El motivo es claro. Estos dos países cuentan con préstamos de las instituciones internacionales por lo que los inversores tienen la garantía de que podrá pagar los intereses y eso evita que la rentabilidad se dispare.