Acosada por la crisis financiera

Hungría pide oficialmente ayuda económica a Bruselas y al FMI

La Comisión Europea y el FMI han recibido la solicitud oficial de Hungría sobre una posible ayuda financiera para superar los estragos de la crisis.

La Comisión Europea y el Fondo Monetario Internacional (FMI) han recibido hoy oficialmente la solicitud de ayuda del Gobierno húngaro, según han comunicado las dos instituciones. Las autoridades húngaras han asegurado que cualquier préstamo recibido será tratado como una ayuda preventiva.

"La Comisión Europea estudiará la solicitud en estrecha colaboración con los Estados miembros de la UE y del FMI", afirmó el portavoz comunitario para Asuntos Económicos y Monetarios, Amadeu Altafaj.

Mientras, ha vuelto a Bruselas la misión que ha estado durante dos semanas en Budapest para supervisar las cuentas de Hungría, después de que ese país recibiera en 2008 ayuda financiera, indicó.

Hungría se benefició de un mecanismo comunitario de ayuda financiera a medio plazo que permite la concesión de préstamos a uno o varios Estados miembros que experimenten dificultades o graves amenazas de dificultades en su balanza de pagos por cuenta corriente o en su balanza de capital.

Solamente los Estados miembros que no han adoptado el euro pueden beneficiarse de él.

El Ministerio de Economía de Hungría informó el pasado jueves de que la crisis de la eurozona dificulta la financiación de Hungría en los mercados y que ha iniciado negociaciones para recibir ayuda económica por parte de la UE y del FMI.

Se trata "de un acuerdo de nuevo tipo ya que no ese un préstamo, sino un seguro, con el que incrementamos la seguridad de las inversiones en Hungría", señaló el ministerio, que no especificó los detalles de este acuerdo, mientras la prensa económica local habla de un crédito stand-by (de disposición inmediata).

La medida del Gobierno fue necesaria para tranquilizar a los mercados, ya que las grandes agencias de calificación situaron la deuda húngara a largo plazo a solo un peldaño del bono basura.

La deuda pública de Hungría, pese a los esfuerzos del Gobierno por reducirla, se sitúa actualmente en el 82% del PIB, debido a la caída del valor del forinto de los últimos meses.

Hungría, uno de los países más afectados por la crisis financiera y económica mundial, recibió en octubre de 2008, todavía bajo el anterior gabinete socialdemócrata, un crédito de unos 20.000 millones de euros del FMI y de la UE para evitar el colapso.