La medida es contradictoria con la aplicación de la tasa que plantea Rubalcaba

Sebastián aprueba in extremis la polémica ayuda a la energía hidráulica

Miguel Sebastián ha aprobado la orden de pagos por capacidad, previstos para las térmicas y que, a petición de Iberdrola, se ha ampliado a la hidráulica. Tras el malestar generado por esta medida en el entorno de Rubalcaba, que incluye una tasa a esta energía en su programa electoral, el titular de Industria la ha colado in extremis en el BOE.

Sebastián aprueba in extremis la polémica ayuda a la energía hidráulica
Sebastián aprueba in extremis la polémica ayuda a la energía hidráulica

El viernes, último día hábil del Gobierno de Zapatero antes de entrar en funciones, el ministro de Industria, Miguel Sebastián, incluyó en el Boletín Oficial del Estado la orden de los llamados pagos por capacidad firmada personalmente por él. Una compensación prevista inicialmente para las centrales térmicas (carbón y gas), que amplió al agua en el último momento, antes de su paso por la Comisión Delegada para Asuntos Económicos.

De esta manera, como adelantó CincoDías, el ministro admitía la petición de Iberdrola, que había reclamado ante el ministerio y la Comisión Nacional de Energía (CNE) que dichos pagos se otorgasen también a la hidráulica por ser una energía gestionable. La orden, que es el reglamento para el cobro durante un año de compensaciones por estar disponibles para cubrir las puntas de demanda, se aplica a las tecnologías marginales del mercado diario (fuel, ciclos combinados y gas). Pero también, según el texto, "a las instalaciones hidráulicas de bombeo puro, bombeo mixto y embalse".

La decisión ha sorprendido al resto de las grandes eléctricas (Endesa, Iberdrola y Gas Natural Fenosa), pues el desarrollo de los pagos por capacidad fue el compromiso adquirido por el Gobierno para compensar el lucro cesante de las térmicas por los decretos de apoyo al carbón nacional. Dichos decretos habían sido recurridos en 2010 por Endesa, Iberdrola y Gas Natural Fenosa, que retiraron sus denuncias a finales del año pasado.

La ayuda, prevista para las térmicas, fue solicitada por Iberdrola

Malestar

Aunque se trata de una orden ministerial, que Sebastián podía haber aprobado una vez recibido el visto bueno de la Comisión Delegada, el pasado lunes, 7, el titular de Industria ha preferido esperar al último día y hacer coincidir su publicación con la celebración del último Consejo de Ministros, pese a que no ha pasado por su mesa.

La razón ha sido la polémica generada en el entorno de Alfredo Pérez Rubalcaba por la medida de Sebastián, cuando el programa electoral del candidato socialista incluye, no solo compensación alguna a la producción hidráulica, sino una tasa. Esperando al último día, se evitarían críticas a esta medida contradictoria durante los últimos días de la campaña.

Las eléctricas ya habían perdido la esperanza de que este Gobierno aprobara la orden, pese a la promesa hecha personalmente por Sebastián a los máximos ejecutivos de las compañías.

Las fuertes críticas de la CNE a la norma y el hecho de haya estado tantos meses en el cajón, había hecho temer a las eléctricas que no se aprobaría. Pero el temor se tornó en malestar entre las competidoras de Iberdrola la semana pasada por los cambios introducidos. Además de extenderse al agua, la retribución será igual para todas las plantas, al margen de sus costes. Frente a los 3.150 euros/MW para el gas y los 20.750 euros/MW para el carbón (en general), que figuraban en el primer borrador, la orden que entra en vigor en diciembre fija 5.150 euros MW, a los que se aplicarán distintos coeficientes en función de la tecnología y las horas.

Un sistema injusto, según las más perjudicadas, pues "los costes del carbón son tres veces superiores a los de los ciclos y hasta nueve veces los de la hidráulica". En este punto, los más críticos se preguntan "por qué no compensar también a las centrales nucleares", a la vista del empeño del Gobierno de promover las renovables y, a la vez, de contar con las plantas del régimen ordinario.

La CNE se opuso a un mecanismo que consideraba un parche para cubrir los errores de los decretos sobre el carbón. Para el regulador, la propuesta no era urgente ni necesaria, carecía de fundamento (es transitoria), de metodología y era discriminatoria.

La CNE investigará el mercado eléctrico

El consejo de la CNE acordó en su reunión del jueves abrir un expediente informativo para analizar las compras de energía de algunas empresas comercializadoras en el mercado intradiario del pool eléctrico.

Según el organismo, algunas empresas compran la mayor parte de la energía que comercializan en este mercado, cuyo objetivo es atender los ajustes que se hacen sobre la programación del REE para cada día. La mayor parte de la energía se debe ajustar en el mercado diario, que se celebra cada hora y en el que se fijan los precios para el día siguiente. Como las necesidades pueden variar según la demanda, se celebran también seis subastas intradiarias para ajustar lo programado. Sin embargo, la CNE cree que algunas comercializadoras usan este mercado de ajustes "sino como mercado principal", hasta el 20% de las ventas.

340 millones

Los pagos por capacidad que recibirán las centrales por estar disponibles entre diciembre de este año y el de 2012 supondrá unos 190 millones de euros. Además, las de nueva inversión recibirán en concepto de pago por capacidad otros 150 millones.