Se mantiene en máximos de noviembre de 1994

La morosidad del sistema financiero sube al 7,16% en septiembre

La morosidad de los créditos concedidos por bancos, cajas, cooperativas y establecimientos financieros de crédito (EFC) a particulares y empresas se situó en septiembre en el 7,16%, por encima del nivel de agosto (7,14%) y se mantiene en máximos desde noviembre de 1994, según datos del Banco de España.

Los créditos morosos del sector financiero español subieron por cuarto mes consecutivo en septiembre, su tasa más alta desde noviembre de 1994, cuando superó el 8%.

Según datos provisionales facilitados hoy por el Banco de España, con este nuevo incremento el volumen total de préstamos de dudoso cobro se elevó a 128.080 millones de euros frente a los 127.785 registrados un mes antes, y supone 28.080 millones por encima de la barrera psicológica de los 100.000 millones que superó en mayo de 2010.

Se trata de la cuarta subida consecutiva después del recorte de ocho centésimas registrado en junio (6,42%), que se produjo después de las subidas de abril (6,35%) y mayo (6,49%) que siguieron a un pequeño retroceso en marzo, cuando la mora bajó hasta el 6,11% y rompió una racha de cinco meses consecutivos al alza.

Al finalizar septiembre, la cartera crediticia total del sector financiero español era de 1,788 billones de euros, ligeramente por encima de los 1,787 billones que tenían concedidas las entidades a las familias y empresas españolas al cierre del mes anterior.

Asimismo, la tasa de morosidad subió más de un punto y medio porcentual en doce meses, ya que en septiembre de 2010 se situó en el 5,493 %, con una cartera impagada de 101.263 millones de euros, 26.817 millones menos que en agosto de este año.

Por su parte, los establecimientos financieros de crédito (EFC) mantenían una tasa de morosidad muy superior a la media del sector (9,04 %), prácticamente la misma que en agosto.

Estas entidades, que ofrecen fundamentalmente créditos para el consumo de bienes como coches, viajes o televisores, tenían prestados un total de 39.495 millones de euros a cierre de septiembre, de los que 3.572 millones eran morosos.