Presentado en el Salón de Los Ángeles

Porsche Panamera GTS, no sólo para los negocios

La berlina de Porsche eleva su potencia y sus prestaciones para convertirse en un vehículo para pasear no sólo por los distritos financieros. El Panamera GTS es carne de circuito.

Porsche ha presentado en el Salón de Los Ángeles la nueva versión de su Panamera, el primer modelo de la marca de cuatro puertas. Se trata del Panamera GTS, que ve mejoradas sus prestaciones y retocados elementos como el chasis para proporcionar una conducción aún más deportiva.

Las mejoras se traducen en un incremento de 30 CV en su potencia, hasta los 430 en un motor V.8 de 4.8 litros a 6.700 revoluciones por minuto. Esto también proporciona un mayor par motor, de hasta 520 Nm a 3.500 vueltas. Sobre el asfalto, es capaz de acelerar de 0 a 100 en 4,5 segundos, un tiempo más que meritorio para un vehículo de casi dos toneladas de peso. Su chasis ha sido retocado para mejorar la conducción deportiva y con elementos ajustables para cada ocasión, como la suspensión dinámica que rebaja en 10 milímetros la distancia entre el asfalto y el vehículo. La transmisión incorpora un doble embrague y siete marchas.

Para hacer sentir esa deportividad dentro del mismo habitáculo, Porsche ha incorporado un sistema de sonido, el "Sound Symposer", que con su activación permite que los pasajeros escuchen de forma nítida el rugido del motor.

Pese a las mejoras de potencia, el consumo no se ve afectado. En ciclo combinado, el Panamera GTS gasta algo más de 11 litros cada 100 kilómetros, y emite 256 gramos por km. de CO2.

Para el interior, Porsche ha diseñado hasta cinco colores diferentes. Los asientos están fabricados con el material Alcántara, y son ajustables en 18 posiciones diferentes. El volante dispone de levas para la subida y baja de las marchas y está diseñado para tener la máxima funcionalidad deportiva.

Una berlina-coupé y ahora, también, supedeportiva, que ve su precio elevado hasta los 131.831 euros. Llegará a nuestro país en el próximo mes de enero.

Un éxito de ventas

El Porsche Panamera genérico ha supuesto todo un éxito para el fabricante alemán, que continúa sus conversaciones para la integración en Volkswagen. Pese a levantar los recelos de los clásicos de la marca, por ser el primero en disponer de cuatro puertas y en incorporar posteriormente motorización diésel, supone cerca del 25% de las ventas totales de la marca, sólo superado por el Cayenne.

Porsche ya ha superado sus previsiones de ventas para 2011, elevándolas a más de 100.000 en los primeros diez meses del año, casi un 30% más que en 2010.