Elecciones

¿Hay diferencias entre PP y PSOE en Sanidad?

Estos médicos y candidatos de los dos grandes partidos explican sus propuestas

PREGUNTAS:

1. ¿Qué novedades concretas implantarán en materia sanitaria?

2. ¿El sistema es sostenible con el actualmodelo o necesita unamayor financiación?

"Eliminaremos la exención fiscal de los seguros privados", PSOE. JOSæpermil; MARTÍNEZ OLMOS Ex secretario general del Ministerio de Sanidad.

"Hay que garantizar la viabilidad con unpacto de Estado", PP. MARIO MINGO Portavoz de Sanidad del Grupo Popular en el Congreso

3. ¿Cómo van a resolver los problemas de deuda sanitaria del sistema que soportan las comunidades autónomas?

4. ¿Instaurarán algún tipo de copago para los pacientes?

5. ¿Es necesario recortar alguna de las prestaciones de la cartera de servicios?

6. Tras los diversos recortes en gasto farmacéutico, ¿qué medidas de ahorro quedan?

7.¿Es posible que las competencias de alguna región vuelvan a la Administración central?

8. ¿Cómo garantizarán una igualdad a los pacientes de cualquier comunidad y una coordinación entre regiones?

PSOE. JOSæpermil; MARTÍNEZ OLMOS, Ex secretario general del Ministerio de Sanidad

1. Incorporaremos medidas para asegurar la suficiencia financiera de la sanidad, reforzar la coordinación en la actuación de los servicios autonómicos de salud, reorientar los servicios hacia la cronicidad, potenciar la atención primaria incrementando los recursos y su capacidad de resolución, y reforzar el proceso de toma de decisiones en la actualización de la cartera de servicios incorporando de manera más eficaz criterios de coste-efectividad. Finalmente, es necesario revisar, para poner límites, los procesos de colaboración público- privada que se han desarrollado en comunidades autónomas como Madrid y Valencia. Nos proponemos también la creación de una agencia evaluadora.

2.La sanidad pública española es una de las mejores del mundo por su amplia cartera de servicios, por sus resultados, por sus niveles de equidad y por su eficiencia. En mi opinión, si el PP gobernara usaría el argumento de la deuda y el déficit para privatizar la gestión y abrir el negocio a la sanidad privada con los presupuestos públicos. Para asegurar la suficiencia de recursos vamos a inyectar 2.000 millones de euros con carácter finalista para la sanidad. Para ello, incrementaremos los tributos por tabaco y alcohol (excluyendo vino y cerveza) para obtener 1.000 millones. Eliminaremos la exención fiscal en el IRPF que tienen los seguros sanitarios privados (que supone unos 400 millones anuales) y desarrollaremos un plan de gestión que permita obtener otros 600 millones mediante el cobro de todas las asistencias que se hacen en el sistema público cuando se atienden accidentes.

3. Vamos a destinar 3.000 millones anuales a esta finalidad, que las autonomías paguen esa deuda. Junto a ello, si fuera necesario, destinaremos a través del ICO fondos para esa misma finalidad. En definitiva, los proveedores de la sanidad pública cobrarán sus deudas a lo largo de la próxima legislatura.

4. En absoluto. No soy partidario del copago. Introduce barreras al acceso y creo que eso es un elemento que perjudica potencialmente la salud de las personas.

5. No creo necesario recortar prestaciones. Tenemos una de las carteras más amplias y más accesibles de entre los países de nuestro entorno.

6. Hemos creado la central de compras del Sistema Nacional de Salud, que abre una buena línea para generar ahorros. Hay que seguir con la mejora de la calidad de la atención a pacientes crónicos polimedicados.

7. No lo creo necesario. En todo caso, habrá que trabajar para reforzar la coordinación en la adopción y aplicación de medidas de interés común. Y creo que también hace falta que las comunidades gobernadas por el PP sean más leales y cumplan con los acuerdos en los que participan.

8. Comprometemos el desarrollo de una norma que asegure la movilidad y el ejercicio de los derechos de los ciudadanos cuando se desplacen, la actualización del catálogo de prestaciones comunes y la extensión de la interoperabilidad de la historia clínica digital común y la receta electrónica mediante la tarjeta sanitaria individual. Finalmente, nos proponemos reforzar la capacidad de dirección del consejo interterritorial.

PP. MARIO MINGO, Portavoz de Sanidad del Grupo Popular en el Congreso

1. Hay que fomentar la investigación y la innovación del sistema. En este sentido, llevaremos de nuevo el Instituto Carlos III al Ministerio de Sanidad. Hay que dedicar más recursos a la prevención. También debemos centrar nuestros esfuerzos en los pacientes crónicos. Debemos trabajar en el campo de los recursos humanos, donde hay mucho por hacer. Desarrollaremos la Ley de Ordenación de las Profesiones Sanitarias de 2003 como una de las medidas de motivación de los profesionales. Buscaremos nuevas áreas de especialización, el trabajo en equipo, la colaboración con la universidad y la recompensa salarial según la eficiencia. Pero todo eso requiere un pacto de Estado. También queremos que los ciudadanos puedan elegir libremente su médico y centro.

2. El actual modelo no es sostenible con el crecimiento que tiene España debido a la crisis y al desempleo. Tenemos un déficit acumulado de 15.000 millones de euros. La primera medida es un pacto de Estado para garantizar la viabilidad del sistema, lo que venimos pidiendo desde hace años. Quien ha reducido un 5% el sueldo a los profesionales ha sido el Gobierno del PSOE. Tenemos una capacidad de usar mejor los recursos e invertir en herramientas de evaluación. Nosotros apoyaremos la creación de una agencia de evaluación a semejanza del Nice inglés. También creemos que se deben unificar la Agencia del Medicamento y la de Seguridad Alimentaria.

3. Con más crecimiento habrá más dinero para la sanidad, independientemente de que hagan falta más recursos. Y la deuda habrá que ir pagándola.

4. Hemos reiterado en innumerables ocasiones que el PP está en contra del copago. Cuando se ha hablado de copago, el PSOE estaba en el Gobierno y había crisis. Sucedió en los años noventa y ocurre ahora.

5. No. Hay que ajustarla, renovarla e incorporar a la cartera de servicios todas aquellas innovaciones que supongan una mejora real y recortar aquellas tecnologías y prestaciones superadas. La cartera de servicios tenemos que aprobarla con un apoyo mayoritario de la comunidad médica, los pacientes y mediante un acuerdo de los partidos.

6. Fomentaremos el uso racional del medicamento, por ejemplo, con dosis personalizadas. Además, hay que caminar hacia la evaluación del coste-efectividad de fármacos y tecnologías. Asimismo, hay que cambiar la organización hospitalaria y la atención primera. Esto es clarísimo. Hay que buscar una atención sanitaria centrada en el paciente. Actualmente se producen muchas ineficacias. Ahí existe mucho trabajo por hacer.

7. No es una propuesta del PP. Está bien como está. El Gobierno central tiene que responsabilizarse de sus competencias, de coordinación y garantía de los servicios.

8. Esta es una competencia del Gobierno central. En los Presupuestos hay una partida dedicada al Fondo de Cohesión. Nosotros queremos aumentarla hasta los 500 millones de euros, con los que se garantice la incorporación de nuevas tecnologías, se creen centros de referencia, se apliquen planes de salud y se garantice la igualdad.