Futuro posible, según un 'think tank' europeo

¿Hará Rajoy de España una 'Alemania del Sur'?

En lugar de aliarse con el resto de los socios sureños con problemas para conseguir una relajación en las medidas de austeridad, Rajoy quiere "moverse rápido y vender España como 'la Alemania del sur'", afirman los autores de un documento publicado hoy.

El líder del PP y candidato a la Presidencia del Gobierno, Mariano Rajoy, tiene un plan para convertir a España en la 'Alemania del sur' con un nuevo paquete de medidas de austeridad, recortes en el gasto público y reformas estructurales, especialmente en el mercado laboral, que pueden dejar "pasmados" a los mercados y a Berlín.

Así lo cree el profesor titular en el Departamento de Ciencia Política y de la UNED José Ignacio Torreblanca y Mark Leonard, cofundador del centro de ideas Consejo Europeo de Relaciones Exteriores (ECFR), para el que firman juntos un documento titulado 'España después de las elecciones: ¿la 'Alemania del sur'?.

Este plan de Rajoy, argumentan, es "creíble" por dos razones. Primero, porque el líder del PP lleva esperando desde 2004 llegar a La Moncloa, por lo que en caso de que gane los comicios el proximo 20 de noviembre con una amplia mayoría "estará preparado para hacer cualquier cosa" que evite que España sea intervenida como Grecia o como lo ha sido en cierto modo también Italia.

En segundo lugar, recuerdan, esta estrategia de austeridad, recortes en el gasto y reformas estructurales ya funcionó en 1996, cuando el Gobierno de José María Aznar consiguió entrar en el euro a pesar de las dificultades económicas con las que partía.

En lugar de aliarse con el resto de los socios sureños con problemas para conseguir una relajación en las medidas de austeridad impuestas, Rajoy quiere "moverse rápido y vender España como 'la Alemania del sur'", afirman los autores.

De esta forma, España podría asegurarse un sitio entre los países que lideran la UE. A Alemania, además, le podría interesar tener un socio austero en el sur de Europa en tanto en cuanto podría servir de ejemplo para Grecia, Italia y Portugal, al tiempo que daría oxígeno político al eje franco alemán, mostraría a los países del este lo mucho que Berlín se ocupa de la periferia y terminaría con la división norte-sur que tanto ha dañado a Alemania.

El PP es "completamente consciente" de la necesidad de que los fundamentos de la economía española acompañen para no quedar marginada en una "Europa de dos velocidades" que parece estar poniendo en marcha Alemania, explica el documento.

El papel advierte de que España tendrá que "repensar" cómo mantener su presencia en el mundo con los inevitables recortes que tendrá que afrontar en su servicio exterior, la defensa y la ayuda al desarrollo.

La política exterior que España desarrolle en las regiones del Magreb y Oriente Medio, junto con Iberoamérica, serán cruciales para ese papel que nuestro país aspira a tener en el mundo.

En el caso del Magreb y Oriente Medio, los autores aconsejan que España se abstenga de actuar a nivel nacional de forma contradictoria con lo que se acuerde en el seno de la UE. En el marco de la UE, recomiendan a España que se asocie con el Triángulo de Weimar, esto es, Alemania, Francia y Polonia.