Fitch decanta la jornada

Esta vez no hubo escapatoria para Wall Street

La Bolsa de Nueva York no ha podido contrarrestar la preocupación por la crisis de deuda en la zona euro con las referencias domésticas -sobre todo, el favorable dato de producción-, tal como ocurriera en la víspera, y pierde más de un 1,5%. La advertencia de Fitch sobre la repercusión de los problemas de Europa en los bancos estadounidenses pone la puntilla al día.

El Dow Jones cede un 1,58% (11.905 puntos); el S&P 500, un 1,66% (1.236 enteros); y el Nasdaq, un 1,73% (2.639 puntos).

Enésimo correctivo en Wall Street a cuenta de Europa. Aunque ayer el parqué neoyorquino esquivó el castigo, este miércoles la posibilidad de escapatoria no cuajó. Y eso pese a que los bulls esgrimieron durante buena parte de la sesión el dato de producción y el encarecimiento del petróleo como signos evidentes de la evolución económica del país, y por ende, del optimismo.

Incluso hubo tramos en los que las caídas del parqué neoyorquino quedaron reducidas a la mínima expresión. Poco antes del cierre, sin embargo, las ventas aceleraron el paso y colocaron a los tres índices principales por detrás del punto de partida del día. Un aviso de la agencia de calificación Fitch sobre el riesgo de contagio para los bancos estadounidenses derivados de los problemas de deuda europeos precipitaron el desplome.

DOW JONES 26.935,07 -0,59%

El repunte de la crisis de deuda en la zona euro -con las primas de riesgo de Italia y España en máximos históricos- estuvo azuzado esta jornada por un nuevo agente: el banco italiano Unicredit. La entidad ha anunciado que pedirá al Banco Central Europeo mayores facilidades para acceder a las inyecciones de liquidez. En concreto, que amplíe el abanico de activos que reconoce como colateral. Este solo hecho volvió a desatar todas las alertas, una vez que la intervención del BCE había rebajado parte de la tirantez y las principales plazas del Viejo Continente subían.

También pesó en la Bolsa de Nueva York, donde los datos domésticos arrojaron un balance más que aceptable, pero no tan alentador como para acallar las alarmas. La mejor de todas las referencias fue la producción industrial, que sube un 0,7% en octubre y contradice el descenso del mes previo del 0,1%. Este resultado mejora en tres décimas los pronósticos de los expertos.

El IPC de octubre, por otra parte, desciende un exiguo 0,08%, desde el alza del 0,30% de septiembre. Los analistas habían adelantado que el índice quedaría plano. Asimismo, las solicitudes semanales de hipotecas cayeron un 10%, desde un aumento anterior en el mismo porcentaje.

Empresas

Varios protagonistas en el día. Apple cae un 1,04% después de designar como presidente no ejecutivo a Arthur Levinson.

Google también desciende un 0,83%, pese a la expectación generada alrededor del lanzamiento de su servicio de descarga legal de música.

En el capítulo de la materias primas, el precio del petróleo West Texas acaba el miércoles sobre los 100 dólares (102,59) por primera vez en cinco meses, como consecuencia de un encarecimiento del 3,2%. Influyó el menor volumen de reservas de crudo. æpermil;stas bajaron durante la última semana en 1,1 millones de barriles y se colocaron en 337 millones de barriles.