Muy confidencial

La Seguridad Social cambia las subastas por la venta directa

Los técnicos de las Administraciones no cesan en su búsqueda de fórmulas para recaudar más y mejor y, sobre todo en menos tiempo. El cumplimiento del déficit apremia y en Economía han saltado ya todas las alarmas. La última receta para aliviar las cuentas públicas llega de la Seguridad Social, cuyos números rojos empiezan también a asomar la patita, aunque sus responsables están haciendo un esfuerzo por salvar al sistema del déficit en este ejercicio.

Para ello, el Gobierno acaba de aprobar un Real Decreto que dota de mayor "flexibilidad" al proceso de enajenación de bienes embargados. Esto significa que la Seguridad Social dejará de recurrir a las subastas de estos bienes que embarga a las empresas que están sometidas a concurso de acreedores, y pasará a la venta por concurso o directa. De esta forma, los técnicos de Trabajo consideran que esta alternativa para deshacerse de los bienes embargados permitirá a la Tesorería General de la Seguridad Social devolverlos a la actividad económica de forma más rápida que con las subastas y, además, se evitarán el depósito de estos bienes por un largo periodo de tiempo o de forma indefinida en los almacenes de la Seguridad Social.

En este Real Decreto también establece distintos criterios para mejorar la comunicación de los actos administrativos del proceso de recaudación de la Seguridad Social a través del sistema de Remisión Electrónica de Datos (RED) o por el tablón virtual de anuncios y edictos de este organismo, con el mismo fin de ahorrar costes en papel, que ya no se usa en las notificaciones.