Escalada hacia la cima

Ana Patricia Botín, un año de batalla para conquistar la City

La consejera delegada de Santander UK aspira a lograr que su entidad sea la primera de Reino Unido

Los diarios ingleses la recibieron hace un año con pompa, curiosidad y mucha expectación. Ana Patricia Botín aterrizó en noviembre de 2010 en las páginas de los diarios como "La princesa de Santander", según la apodó The Sunday Times, o "La heredera". Pompa, porque llegaba a Londres para tomar el mando de uno de los mayores bancos de Reino Unido, Santander UK, y porque entraba en el selecto club de ejecutivos no británicos al mando de empresas de renombre en el país. Se convertía a la vez en la primera mujer en dirigir uno de los pesos pesados de la banca británica. Curiosidad y expectación, por ser "la heredera de cinco generaciones de banqueros", pues ningún periódico pasó por alto que Ana Patricia es la hija Emilio Botín. El Financial Times aseguró que su nombramiento trataba de someterla a "un riguroso examen antes de asumir la dirección del mayor banco de la eurozona cuando su padre se retire". ¿Aprueba Ana Patricia Botín el examen de la City?

Según David Buik, uno de los socios de la consultora financiera BGC Partners en Londres, "los inversores están contentos con ella. António Horta-Osório era especial, hizo un gran trabajo y ahora Botín ha de seguir por ese camino. Si no hace extravagancias, todo seguirá su curso con naturalidad", asegura. "El listón quedó muy alto. Su predecesor fue tremendamente respetado en el Ministerio de Finanzas tanto por el anterior Gobierno como por la Administración actual. Yo creo que los inversores y el público en general están contentos de comprobar que ella tiene un perfil similar y parece ser una gran comunicadora que sabe llenar el hueco de Osório tras su marcha a Lloyds Banking Group", continúa Buik.

Por ahora el corazón financiero de Londres le ha concedido un satisfactorio progresa adecuadamente. La City está contenta con Botín, aunque su gran reválida está por llegar. Ella misma ha marcado 2013 en rojo en su calendario. Su objetivo es "convertir al Santander en el banco más rentable del Reino Unido para 2014". Conseguirlo dependerá de su habilidad para afrontar los retos que se le presentan. Por ahora, Lloyds Banking Group lidera el mercado por número de clientes y Barclays, por ingresos.

SANTANDER 1,71 3,02%

Su escalada hacia la cima pasa inevitablemente por el lanzamiento de Santander UK a Bolsa. Varios analistas consultados por CincoDías coinciden en que su cotización será el mejor barómetro para medir la salud de Santander en UK y la habilidad de su consejera delegada. "El complicado escenario actual de los bancos minoristas y la no cotización del banco en Bolsa dificultan hacer un comentario realista sobre el impacto de la llegada de Ana Patricia Botín a Reino Unido y la andadura de la entidad", comenta un experto de la Norddestuche Landesbank.

El debut en Bolsa estaba previsto para 2011, pero se ha retrasado a 2013. Botín ha dado los motivos de esta decisión al The Times en una de las escasísimas entrevistas que ha concedido. "Las acciones de los bancos están bajando un 30%, un 40% y hasta un 50%. Si saliéramos ahora, obtendríamos resultados muy por debajo de nuestras expectativas". Su segunda razón son las incertidumbres que se ciernen sobre el sector bancario británico tras la imposición de nuevas normas después del último informe de la Comisión Bancaria Independiente.

Otro hito a principios de 2013 será la culminación de la integración de las 318 oficinas que compró en 2010 a Royal Bank of Scotland (RBS). Para 2014 Botín espera que el banco "absorba los impactos de la fuerte regulación y que hayan mejorado las condiciones del mercado", según afirmó el pasado septiembre. Ese día se celebró en la City el Día del Inversor de Santander, cita en la que aprovechó para exhibir el músculo financiero del banco. Con 25 millones de clientes y 1.400 sucursales, son el quinto mayor proveedor de cuentas corrientes, el quinto banco en sucursales y el segundo como proveedor de hipotecas (gracias a la compra de los activos de RBS). Entre enero y septiembre, obtuvo un beneficio de 757 millones tras provisionar en el último trimestre 620 millones para cubrir la venta de seguros de protección de pago impuesta por los tribunales a la banca del país. Esta dotación provocó que el resultado se desplomara un 50%.

"El futuro está lleno de retos para Ana Patricia Botín y para los bancos en general", comenta David Buik, "Santander UK es responsable del 24% de las hipotecas nacionales y está totalmente expuesto a los designios de una economía que podría marchitarse en los próximos dos años a la vez que se prevé que el número de embargos se elevará. Los que observamos de cerca su trayectoria tenemos la impresión de que Ana Patricia Botín dirigirá el banco de manera prudente y conservadora". Tras un año peleando por estar a la altura de las exigencias de la City, la conquista de Botín continúa.

Una vida ligada a Londres

Ana P. Botín llegó con 50 años a Londres, pero esta no es su primera experiencia vital en la ciudad del Támesis. Antes de ser ciudadana ilustre de la capital británica, Botín ya estaba ligada a ella, pues cursó parte de sus estudios aquí. Después continuó su formación en EE UU, Viena y en su Santander natal, un periplo del que salió hablando cinco idiomas.

Desde entonces el destino la ha llamado a regresar a Londres. Su marido, el ingeniero agrónomo hijo del marqués de Borghetto, Guillermo Morenés, trabaja en esta ciudad. Igual que los dos hijos mayores del matrimonio, Felipe y Javier. Quizá por eso tenía la mitad de las tareas del recién llegado hechas. En 2009 la revista Forbes situó a Ana Patricia Botín en el número 45 de entre las mujeres más poderosas del mundo. Entre sus propiedades hablaba de una casa de 20 millones en Belgravia, el barrio donde están las embajadas incluida la española. La casa tiene seis plantas, una zona separada para el personal de servicio y un cine en la parte baja del edificio. Es allí donde vive, en un exclusivo barrio en el que cuenta entre sus vecinos a Roman Abramovich, magnate ruso y propietario del Chelsea, o a Charles Saatchi, coleccionista de arte y cofundador de la agencia Saatchi & Saatchi.

Forma parte del reducido grupo de mujeres extranjeras que dirigen negocios relevantes Reino Unido. Comparten este selecto club Angela Ahrendts, en Burberry, o Marjorie Scardino, al mando de Pearson.