Valoración del G-20

Zapatero: no será necesario adoptar nuevas medidas para cumplir el déficit

El presidente del Gobierno califica la cancelación del referéndum griego como un "dato positivo" que elimina la incertidumbre y valora que el G-20 no haya requerido al Ejecutivo la adopción de nuevas medidas.

El presidente del Gobierno, durante su comparecencia tras la cumbre del G-20
El presidente del Gobierno, durante su comparecencia tras la cumbre del G-20

El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, ha sostenido en la rueda de prensa posterior al G-20 que no será necesaria la adopción de medidas de ajuste adicionales para poder cumplir con el objetivo de déficit de España.

Zapatero, visiblemente satisfecho, ha afirmado que "el tiempo ha consolidado los compromisos del Gobierno para hacer todo lo posible para que España pudiera seguir financiándose", y ha valorado que nuestro país sea el único de los llamados periféricos que no ha tenido que pedir ayuda a los socios comunitarios o supervisión a los organismos internacionales, como así ha ocurrido con Italia. Para Zapatero, el G-20 "ha reconocido los esfuerzos de España en su proceso de reformas y de consolidación fiscal",pero ello "no alivia la preocupación del Gobierno por las cifras del paro". Además, ha defendido la "gran tarea" realizada por el ministerio de Economía, por adoptar "decisiones difíciles" pero, a su juicio, necesarias.

Para el líder del Ejecutivo, el hecho de que no se vaya a celebrar la consulta popular en Grecia es un "dato positivo", que hace desaparecer la incertidumbre junto a otros dos hechos: el apoyo de la oposición griega a los planes de ayuda del eurogrupo aprobados el 26 de octubre, y la posibilidad de que se forme un gobierno de concentración nacional, algo que, según Zapatero, "no está confirmado", pero sí podría estarlo mañana mismo.

En cuanto a los acuerdos alcanzados en la cumbre del G-20, ha destacado un "plan de acción para el crecimiento el empleo", detinado a todos los países y que precisará de aquellos con un margen fiscal y superávit un "esfuerzo para fomentar el crecimiento", a través del impuslo de su demanda interna. Dentro de ese plan, Zapatero ha resaltado la creación de "una unidad de estudio dentro del G-20" para fomentar el empleo juvenil. Ha defendido el papel de la cumbre, que "consolida al G-20 como la gran institución de debate, de dirección política, financiera y económica y de impulso de la realidad que supone la globalización y su arquitectura política y financiera", y ha mostrado su satisfacción por el hecho de que España haya accedido a él.

No quiere valorar la encuesta del CIS

Preguntado por la última encuesta del CIS sobre intención de voto, que arroja el peor resultado para el PSOE desde 1978, Zapatero ha afirmado que "las encuestas son un material más de trabajo y que habrá que tener en cuenta, pero la experiencia nos dice que la campaña electoral tiene una gran importancia". Preguntado por si se siente responsable directo de las malas previsiones de su partido de cara al 20N, Zapatero no ha querido responder reafirmando que la camapaña "acaba de empezar".