Nueva Democracia aceptaría los acuerdos del Eurogrupo de la semana pasada

Venizelos confirma que no se celebrará el referéndum

"El Gobierno anuncia de forma oficial que no avanzará hacia un referéndum", ha declarado el ministro de Finanzas griego, Evángelos Venizelos, después de que el primer ministro Yorgos Papandreu, anunciara que podría retirar la consulta popular en caso de alcanzar un acuerdo con la oposición conservadora para aprobar el plan de rescate europeo.

El primer ministro griego, George Papandreu (a la dcha.), y el ministro de Finanzas, Evangelos Venizelos (a la izda.), durante la sesión parlamentaria en la que se votó el nuevo plan de ajuste griego
El primer ministro griego, George Papandreu (a la dcha.), y el ministro de Finanzas, Evangelos Venizelos (a la izda.), durante la sesión parlamentaria en la que se votó el nuevo plan de ajuste griego

El ministro de Finanzas griego, Evángelos Venizelos, anunció hoy, en nombre del Gobierno, que no se celebrará un referéndum sobre el rescate financiero de Grecia, como había planteado el lunes el primer ministro, Yorgos Papandréu. "El Gobierno anuncia de forma oficial que no avanzara hacia un referéndum", dijo Venizelos en una intervención ante el grupo parlamentario socialista trasmitido por la televisión nacional y que recoge Efe. También ha advertido de que el sexto tramo de ayuda debería ser aprobado por el Parlamento antes del 15 de diciembre con el respaldo de 180 diputados, para lo que precisaría del apoyo de la oposición, algo que parece cercano.

Tras una mañana de continuas especulaciones sobre una inminente dimisión de Yorgos Papandréu, finalmente el primer ministro griego retirará la propuesta del polémico referéndum sobre el plan de ayuda internacional para Grecia tras el apoyo de la oposición al acuerdo del Eurogrupo al segundo rescate de la economía del país, según ha informado su oficina en Atenas. "Incluso si no vamos a un referéndum, que nunca era un fin en su mismo, saludo la posición de la oposición conservadora que está dispuesta a ratificar en el Parlamento el acuerdo de la cumbre de Bruselas", señala un comunicado de la oficina de Papandréu.

Sin embargo, en su comparecencia ante el Parlamento y en el comunicado hecho público tras el Consejo de Ministros de hoy, Papandreu no confirmaba que retirara el referéndum, algo que en cambio sí ha hecho su ministro de Finanzas.

En su comparecencia ante el Parlamento el primer ministro heleno ha subrayado la importancia para su país de la aprobación de los acuerdos alcanzados por el Eurogrupo la semana pasada, y ha declarado que el rechazo del plan de ayuda, "ya sea por referéndum, elecciones o votación en el Parlamento" sería el principio de la salida del euro de Grecia.

Ha contextualizado la convocatoria de referéndum dentro de tres alternativas que contemplaba su gobierno para dar luz verde a los planes de rescate europeos. La primera, una convocatoria adelantada de elecciones, que según Papandreu tendría unas consecuencias "catastróficas". La segunda, la convocatoria de referéndum y la tercera, alcanzar un gran consenso político.

En cuanto a la formación de un "gobierno de salvación nacional", el primer ministro afirma en un comunicado que su gobierno lleva dos años haciendo las veces de Ejecutivo de salvación nacional, al tener que intentar reducir los grandes niveles de deuda y déficit del país.

También ha recalcado que lo que se preguntaría en la consulta popular no sería si quieren continuar o no en el euro, si no la aceptación de una serie de ayudas que "van a majorar la vida de los griegos en los próximos años". Ha defendido la idea de proponer el referéndum porque "creímos que su celebración sería positiva para que el pueblo pudiera expresar su opinión", y ha echado en cara al resto de partidos políticos que, tras acordar una quita del 50% de la deuda griega, algo que "nunca había pasado", insistieran en sus quejas hacia la ayuda comunitaria.

La oposición reclama elecciones anticipadas

El líder de la oposición griega, Antonis Samaras, ha pedido al primer ministro que dimita del cargo y ha reclamado la celebración de elecciones anticipadas en un plazo de seis semanas. Samaras, líder del conservador Nueva Democracia, había reclamado esta mañana la formación de un gobierno de transición que lleve al país a la celebración de elecciones anticipadas.

Rumores de dimisión

La mañana ha estado dominada por los rumores que hablaban de una dimisión inminente de Papandreu. Estos quedaban zanjados cuando la cadena de televisión pública griega ANA afirmaba que el primer ministro no había presentado su dimisión pese las peticiones de parte del gabinete gubernamental y unos 30 diputados del partido gubernamental Pasok.

Fuentes del gabinete de Papandreu han afirmado que el primer ministro está dispuesto a estudiar con el líder de la oposición conservadora, Antonis Samaras, un gobierno interino de unidad nacional. "Hizo falta amenazar con un referéndum para que Samaras asumiera su responsabilidad", ha señalado Papandreu durante una reunión extraordinaria del Gobierno, según informó el canal griego Skai.

Cerca de 30 diputados del partido gubernamental, el Pasok, han solicitado por carta que Papandreu renuncie al referéndum y solicitan la formación de un Gobierno de unidad nacional y la convocatoria de elecciones anticipadas.

El Gobierno de Papandreu se enfrenta el viernes a una moción de confianza en el Parlamento griego que perdería tras haber perdido hoy la mayoría en la cámara. Pero un portavoz del Ejecutivo ha asegurado que no tiene sentido la celebración de este referéndum si hay consenso entre los dos grandes partidos griegos.

La Comisión Europea ha afirmado que según el Tratado de Lisboa no está contemplada la salida del euro de ningún país sin que también se produzca una salida de la Unión Europea. Bruselas ha paralizado la entrega del sexto paquete del fondo de rescate a Grecia hasta que no se conozca la respuesta del referéndum.

Pierde la mayoría en el Parlamento griego

El Gobierno del primer ministro griego ha perdido hoy la mayoría absoluta que tenía en el Parlamento para afrontar una moción de confianza que se votará mañana, después de que dos diputadas socialistas hayan anunciado que no apoyarán al Ejecutivo.

La diputada del PASOK Eva Kaili expresó a primera hora de la mañana su rechazo al referéndum sobre el plan de rescate propuesto por Papandréu y anunció que no apoyará al Gobierno en la moción a través de un mensaje en Twitter dirigido al presidente del Parlamento, Filipos Pechalnikos.

Otra parlamentaria, Elena Panarito, anunció que aunque no se retira del grupo, no apoyará tampoco al Gobierno, lo que supone que Papandreu no tiene el apoyo de la minoría de la Cámara y no superaría la moción. Esas nuevas deserciones en las filas socialistas deja al grupo del gubernamental Pasok con 150 de los 300 escaños en el Parlamento de Atenas.

El ministro de Finanzas griego, Evangelos Venizelos, ha mostrado públicamente su oposición a que la participación de Grecia en el euro dependa de un referéndum. "La posición de Grecia en la eurozona es una conquista histórica del país que no puede ser puesta en duda. Este logro del pueblo griego no puede depender de un referéndum", ha señalado a través de un comunicado tras su llegada a Cannes para participar en la reunión del G-20.

Las declaraciones de Venizelos sugieren una cierta distancia con la postura del primer ministro, Yórgos Papandreu, que aunque anoche no quiso adelantar la pregunta que se planteará a los griegos, sí dijo que "no se trata de un programa, sino de si queremos permanecer en el euro".

El presidente francés, Nicolas Sarkozy, ya había resaltado que lo que se planteará en el referéndum propuesto por el primer ministro griego, George Papandreu, es "el futuro europeo de Grecia" y "si Grecia quiere seguir o no en la eurozona". "Nosotros lo deseamos vivamente y haremos todos los esfuerzos para que sea posible, pero corresponde al pueblo griego contestar a esta pregunta", ha resaltado.