Un modelo que se codeará con los más potentes smartphones

Motorola RAZR, simplemente espectacular

La llegada al mercado del Motorola RAZR pone de manifiesto que el fabricante norteamericano no está dispuesto a ceder el protagonismo a otras firmas como Samsung o la omnipresente Apple. Y es que el nuevo modelo tiene los argumentos necesarios para plantar cara a las últimas novedades como el Samsung Galaxy Nexus o el iPhone 4S.

Motorola RAZR
Motorola RAZR

Motorola vuelve a ser un fabricante competitivo. Desde que apostara por Android como el sistema operativo para sus dispositivos, la firma ha experimentado una línea ascendente que no se ha interrumpido en casi dos años y el nacimiento del Motorola RAZR no es más que la confirmación definitiva.

Disponible en el mes de noviembre, se convertirá por méritos propios en uno de los más deseados smartphone del mercado. Será amor a primera vista. Su diseño, su carcasa fabricada con los materiales más resistentes, un interior repleto de tecnología y Android 2.3.5 Gingerbread con pequeños toques de la firma de Chicago serán ingredientes suficientes para convertir al Motorola RAZR en una de las sensaciones de esta temporada.

El más delgado del mundo

Ni iPhone 4S ni Samsung Galaxy S2 ni LG Optimus Black. El smartphone que se alzará con el record mundial de ser el más delgado del mundo será el nuevo Motorola RAZR, con apenas 7,1 milímetros de espesor. Sin duda alguna, Motorola ha hecho un buen ejercicio de diseño aunque para ello haya tenido que recurrir a materiales poco habituales en la telefonía móvil. Y es que para mantener la integridad del smartphone en todo momento y que su fino perfil no supusiera ningún peligro a nivel estructural se ha optado por un cuerpo rígido a base de aluminio, acero y fibra de kevlar. El resultado es un smartphone muy compacto y resistente. El único inconveniente que se le puede achacar es que no hay tapa trasera para extraer la batería, aunque esta solución es otra de las medidas para dotar a la estructura de la resistencia necesaria. Por si fuera poco, este Motorola RAZR no pesa más que 127 gramos.

Pantalla SuperAMOLED

La estampa del nuevo Motorola no solo impresiona por su diseño, sino que la pantalla también ayuda a que el conjunto desprenda aires de grandeza. Motorola ha optado por un display de 4,3 pulgadas que además contará con tecnología SuperAMOLED, la cual ofrecerá colores de gran viveza y un brillo espectacular sin por ello renunciar al ahorro energético. Por si fuera poco, la resolución de la que hace gala aumenta hasta los 960 x 540 píxeles, dato que arroja una densidad de puntos de 256ppi y que se traduce en imágenes más nítidas y una percepción de mayor calidad. Por supuesto, viene recubierta por una capa protectora de Gorilla Glass.

Conectividad total

Otro de los puntos más destacados del Motorola RAZR está en el apartado de la conectividad. Aquí la firma tampoco ha desmerecido al modelo porque lo ha dotado de la más alta tecnología disponible. Compatible con las redes de última generación LTE o 4G, también incluye un módem que trabajará tanto en redes WCDMA como CDMA. Aparte de las conexiones inalámbricas más frecuentes como WiFi N con DLNA o GPS, el modelo se pasa al Bluetooth 4.0, un estándar que ofrece mayor tasa de transferencia y un consumo energético aún más reducido que otras versiones anteriores.

Muy potente

Si centramos nuestra mirada más allá, podremos comprobar cómo las características de alto nivel potencial aún más el valor del Motorola RAZR. Tal como podemos esperar de un smartphone de alta gama, el nuevo modelo incluye en su interior soluciones de alto nivel. El primer destacado es su procesador, Dual Core, y de 1,2GHz. Se trata de un Texas Instruments OMAP 4460 que además incluye un chip gráfico PowerVR SGX540 y 1GB de memoria RAM. De cara al usuario estas prestaciones implica un rendimiento muy alto que se delata con el simple hecho de movernos por el sistema operativo o a la hora de ejecutar aplicaciones.

Fotografías y vídeos FullHD

¿Y cómo aprovechar toda esa potencia desmesurada? Una de las partes donde más repercute el hardware del teléfono es en el campo multimedia. De esta forma, la cámara digital principal; de ocho megapíxeles con flash LED, estabilizador de imagen, Touch-focus o detector de rostros; es capaz de grabar vídeo a la más alta calidad (FullHD) que podrá ser visionada en pantalla de mayor dimensión a través de la salida HDMI incluida. En cuanto a la cámara secundaria, el sensor incluido en el frontal del teléfono es de 1,3 megapíxeles.

Memoria

La capacidad multimedia del smartphone se ve reforzada por el sistema de almacenamiento de serie. Motorola ha incluido memoria flash de 16GB y además ha optado por vender el dispositivo con una tarjeta de memoria micro SD de 16GB, lo que hace un total de 32GB. No obstante, el fabricante hace un guiño a la nube que tan de moda se ha puesto, sobre todo con la llegada de iOS 5 de Apple y su iCloud, al presentarnos su solución de almacenamiento online Moto Cast.

Autonomía

Otro apartado que ha sido estudiado con detalles en el Motorola RAZR es la batería. A pesar de esos 7,1 milímetros de grosor, el terminal es capaz de dar cabida a una batería de 1780mAh. En términos de autonomía se reduce a que el RAZR es capaz de mantener conversaciones por un tiempo de 12 horas y media o hasta 9,8 horas en reproducción de vídeo. A pesar de que la capacidad de almacenamiento es una de las principales razones para conseguir estos tiempos, el software incluido por Motorola en el propio sistema operativo Android 2.3.5 Gingerbread, Smart Actions, también tiene mucho que ver ya que evalúa en todo momento, previa configuración personalizada y dependiendo de nuestra posición geográfica, qué conexiones inalámbricas son necesarias tener activas por defecto.

Sin miramientos, estamos ante un smartphone de última generación que no tendrá nada que envidiar de modelos tan espectaculares como el presentado por Samsung y Google, el Samsung Galaxy Nexus o el siempre a tener en cuenta iPhone 4S de Apple.

Más información en MovilZona.