Dormir entre rejas o a cuatro metros sobre el suelo

Los hoteles más originales y baratos de Europa

La crisis sigue golpeando duro las economías de los países y los bolsillos de los ciudadanos. Pero es posible hacer una escapada económica a los hoteles más originales que existen en Europa. Los más atrevidos pueden dormir una noche entre rejas; los más aventureros, en una casa en un árbol, y los más curiosos, en habitaciones llenas de cultura.

Quién dijo que pernoctar en un hotel no puede convertirse en toda una experiencia. Aunque la crisis se resiste a remitir, algunos de los hoteles más originales y extravagantes de Europa están al alcance de los bolsillos.

Desde 15 euros la noche, es posible dormir en un hotel sobre el agua, el ArkaBarka, en mitad del parque Usce a 20 kilómetros de la ciudad de Belgrado, según propone el portal HostelBookers, web especializada en en alojamiento económico.

Para los más aventureros y atrevidos, por 22 euros se puede experimentar una noche como un hombre de las cavernas. El hotel Aydinli Cave Hotel, en Turquía, dispone de seis habitaciones que se asemejan a una auténtica cueva, con chimenea. Asimismo, el Jailhotel Löwengraben, en Suiza, que durante un siglo alojó a delincuentes, permite experimentar una noche entre rejas, por 32 euros por persona.

Otra posibilidad original y también económica (22 euros por persona), es pasar la noche en el Kadir's Tree Houses, en la ciudad turca de Olympos. Situado en el valle Olympos y rodeado de montaña y playa tiene la particularidad de poder pernoctar a cuatro metros del suelo, en una casita árbol.

El ranking de HostelBookers incluye también la opción de dormir en un trullo, casa típica de la región italiana de Puglia declarada patrimonio de la humanidad por la Unesco, o a bordo de un Boeing 747-200 reconvertido en hotel, a diez minutos del aeropuerto de Arlanda, en Estocolmo.

La propuesta española está en Valencia, en la 'Rooms Deluxe Hostel''. Considerado el primer hostal de lujo de la capital del Turia, cuenta con 28 habitaciones diseñadas por 28 artistas diferentes, donde los viajeros podrán relajarse en la habitación budista o descubrir las raíces de la cultura española en la habitación mediterránea.